Casado, Ayuso y Almeida comparten coche en la manifestación tras la Ley Celaá que se celebra este domingo en Madrid, a la vez que en numerosas ciudades españolas.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida han compartido vehículo para protestar contra la ley aprobada esta semana en el Congreso de los Diputados.

Casado ha anunciado que recurrirán la reforma de la ley educativa, conocida como Ley Celaá, ante el Tribunal Constitucional y las instituciones comunitarias que consagran la libertad educativa.

«Esta ley durará lo que tardemos en llegar al Gobierno. Derogaremos esta ley porque es mala para el futuro de nuestros hijos, es mala para la unidad nacional y pésima para la comunidad educativa», informa Europa Press.

«La ley nace muerta»

Por su parte, Isabel Díaz Ayuso ha asegurado que la Ley Orgánica de Modificación de la LOE(LOMLOE) «nace muerta» y ha adelantado que el PP de la región presentará una «reforma educativa» en «sentido contrario», que contará con los profesores, con la comunidad educativa y con las familias.

«Queremos mejorar la calidad de la enseñanza. No conozco a ningún padre que quiera que a sus hijos les regalen los aprobados porque sí; como no conozco a familias que por ser españolas sean expulsadas de su propia tierra, de su país, solo porque quieran seguir aprendiendo en español», ha lanzado Ayuso.