Los hosteleros de la calle Laurel sufren otro duro golpe. Después de haber sobrevivido, no sin dificultad, a esta etapa pandémica, reciben ahora la noticia del fallecimiento del fundador de uno de los templos de la conocida travesía, tan sólo tres semanas después de que muriese el fundador del Soriano.

«Es un día triste para la Laurel por el fallecimiento de Ángel Villanueva, fundador del bar Ángel hace ya 60 años y artífice del imprescindible ‘champi‘ con gamba», informaban ayer la Asociación de Hosteleros de la Zona de Laurel en su cuenta de Twitter.

Ángel Villanueva murió en la madrugada del jueves a los 89 años. Fue quien creó este famoso pincho y quien abrió, en 1960, junto a su ya difunta esposa, Mercedes Alegre, uno de los templos de toda la vida de la calle Laurel, que defendía la filosofía de «un bar, un pincho».

Hace menos de un mes, falleció José María Barrero Benito, fundador del mítico bar Soriano en la calle de tapas logroñesa. Barrero Benito también se convirtió en una referencia gastronómica por sus conocidos ‘champis’. La fama de las tapas del Soriano y los del Ángel se extendió más allá de las fronteras riojanas.

  • Típica tapa de 'champis' servida en el Bar Ángel de la Calle del Laurel de Logroño.
    • Compartir
    WIKIMEDIA

    Su hija y su nieto regentan el ‘Ángel’

    Según ha recordado la familia en un comunicado, recogido por La Rioja, son ahora la hija y el nieto de Ángel quienes  regentan su negocio. Villanueva fue a su vez el fundador del Alevi, situado en la Gran Vía logroñesa.