Tiffany Dover, jefa de enfermería del CHI Memorial Hospital de Chattanooga, en Tennessee (EE UU), ha protagonizado un desmayo en directo ante las cámaras de televisión que la entrevistaban tras ponerse la vacuna de Pfizer contra la Covid-19.

Según informa Daily Mail, Dover, de 30 años y madre de dos hijos, fue una las primeras profesionales sanitarias de ese hospital en recibir, el pasado jueves, la vacuna contra el coronavirus.

El momento de su vacunación fue captado por las cámaras de la televisión local News Channel 9, que minutos después la entrevistó. Ha sido durante esa entrevista cuando la enfermera comenzó a sentirse mal. «Lo siento, me siento algo mareada… Lo siento», decía mientras se mostraba visiblemente aturdida y se llevaba la mano a la frente.

Acto seguido, la enfermera se apartó del micrófono y se desmayó, mientras dos compañeros suyos acudieron inmediatamente a socorrerla. Una vez recuperada, la mujer explicó que ese desmayo no fue nuevo para ella, ya que suele desmayarse cuando siente dolor. «Me cogió de repente. ¡Ahora me siento bien! Para mí es algo habitual», ha contado Dover.

Sus compañeros han querido aclarar también que la reacción de la enfermera no tuvo nada que ver con esta vacuna en concreto. «Es una reacción que puede ocurrir con mucha frecuencia con cualquier vacuna o inyección», ha indicado el doctor Jesse Tucker, director del departamento de cuidados críticos del mismo hospital.