La borrasca Filomena está paralizando Madrid: desde Barajas, hasta las estaciones de AVE, pasando por los trayectos de autobuses urbanos y los Cercanías. La nieve ha bloqueado también los accesos a los hospitales, algo que ha preocupado especialmente a los Gobiernos nacional y regional, que han enviado a la UME a despejar las entradas de los centros sanitarios.

Los sanitarios que se encontraban de guardia hasta que llegó el colapso por el temporal tuvieron que permanecer dentro del hospital doblando guardias hasta que pudiesen llegar nuevos compañeros. Ante esta situación, el residente Álvaro Sánchez decidió realizar el trayecto que le separaba de su centro de trabajo corriendo.

El joven MIR tardó 1 hora y 45 minutos en recorrer los 17 kilómetros que le separaban del Hospital Puerta de Hierro. «Después de 17 kilómetros de pura nieve, una hora y tres cuartos, he llegado al hospital para poder hacer la guardia, así estamos. Un saludo», ha apuntado el joven en un vídeo difundido en redes sociales.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha mostrado su reconocimiento al joven Médico Interno Residente (MIR). «Todo mi reconocimiento a este joven MIR que ha recorrido 17 km por la nieve para hacer la guardia en el Hospital Puerta de Hierro», ha señalado este sábado el titular de Sanidad.

Illa ha señalado que el compromiso que está demostrando todo el conjunto de trabajadores de la sanidad «es un ejemplo de solidaridad y entrega», con motivo de los efectos provocados por el temporal Filomena.

Una enfermera del mismo hospital ha caminado desde Boadilla del Monte, a más de 6 kilómetros del Puerta de Hierro, para «ayudar a mis compañeras, que llevan muchas horas», según ha indicado ella misma en un vídeo compartidos en las redes.