Salud | Sociedad

Las residencias de ancianos valencianas recuperan los abrazos desde hoy

Una enfermera abraza a una anciana tras ser la primera usuaria de la residencia en recibir la segunda dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el coronavirus

Una enfermera abraza a una anciana tras ser la primera usuaria de la residencia en recibir la segunda dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el coronavirus EP

Las residencias de ancianos de la Comunidad Valenciana recuperan desde este viernes el contacto entre residentes y familiares o allegados que acudan a visitarlos, después de que la Conselleria de Igualdad haya eliminado la obligación de guardar la distancia física en las visitas con algunas condiciones, como que ambos estén vacunados y el municipio del centro esté en situación de nueva normalidad.

La patronal de residencias Aerte ha destacado que, después de 18 meses, «los abrazos vuelven a las residencias», gracias a la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana de una nueva resolución que regula el plan de actuación en las residencias y centros de día de mayores frente a la Covid-19.

La resolución se adopta tras valorar la actual situación de la pandemia y teniendo en cuenta la necesidad de actualizar las medidas vigentes en los centros de mayores, por lo que se flexibilizan algunos criterios con el fin de tender a una normalización de la vida cotidiana de los residentes, aunque otros se mantienen.

El texto que entra en vigor este viernes introduce una nueva categorización de los centros, de forma que se considerará un centro residencial con alta cobertura cuando más del 80 % de los residentes y trabajadores hayan recibido la pauta de vacunación completa, mientras que por debajo de ese porcentaje será un centro con baja cobertura de vacunación.

Por lo que respecta a las visitas, elimina la necesidad de mantener la distancia de seguridad, siendo solo necesario el uso de mascarillas y medidas higiénicas generales, cuando el centro esté en un municipio en situación de nueva normalidad o nivel de alerta 1, residentes y visitantes tengan la pauta de vacunación completa, y el encuentro se produzca en un espacio abierto donde esté garantizada la ventilación, o en cerrados no compartido.

Sigue sin haber límite de familiares que acudan de visita al centro cuando el municipio esté en situación de nueva normalidad, nivel 1 y 2, aunque se mantiene la obligación de solicitar cita previa y de que los encuentros se mantengan preferiblemente en espacios abiertos.

Los centros en nivel de alerta 3 con una vacunación alta o completa podrán mantener las visitas de manera escalonada a lo largo del día de un familiar, tutor o allegado, o de hasta tres personas convivientes, que podrán entrar juntas, siempre con cita previa y no más de una hora. Los centros con vacunación incompleta permitirán la visita de una única persona.

Los centros con una vacunación completa y los de alta cobertura de vacunación deberán reservar un 5 % de plazas para garantizar aislamientos y de esta forma prevenir brotes, mientras que los centros con baja cobertura de vacunación ese porcentaje será del 10 %. Como hasta ahora, se mantienen los grupos burbuja para permitir un mejor control y rastreo en caso de brote.

Te puede interesar

Comentar ()