Los consumidores tendrán derecho a la devolución íntegra del coste de entradas de espectáculos que no se hayan podido utilizar por la crisis sanitaria del coronavirus, así como las cuotas de gimnasios u otros servicios similares. Así lo ha anunciado hoy Alberto Garzón, ministro de Consumo, en una comparecencia en la afirmado que en estos casos «se buscará el acuerdo entre las dos partes», pero si no se produce pasados dos meses, tendrá que realizarse dicho reembolso «por el importe por el que se suscribió el contrato».

Para los contratos de servicios a través de cuotas de gimnasios o academias, se establece que «los importes puedan ser compensados» o si no se «devuelvan por el espacio de tiempo que no se han podido ejecutar».

Una medida similar se ha establecido para las agencias de viajes, que «tendrán la posibilidad de establecer un bono de un año de duración» para que se realice un viaje por un importe similar aunqeu pasado ese tiempo se tendrá igualmente que devolver el dinero.

También ha anunciado Garzón la prohibición de la publicidad de juego online durante el confinamiento, con la única excepción del horario de entre una y cinco de la madrugada para las radios y televisiones. Se trata de un adelanto de la ley que su Ministerio tenía previsto aprobar en los próximos meses y que se debe a que «se ha detectado un aumento del consumo de juegos de azar y apuestas».