Consumo | Sociedad

Consumo quiere prohibir los anuncios de comida insana dirigidos a menores de 15 años

Un niño ve la televisión. EP

Los datos del Estudio Aladino, presentados hace apenas unos días, reflejan que 17 de cada 100 niños españoles son obesos y que cuatro de cada 10 están por encima de un peso saludable. Unas cifras que preocupan al Ministerio de Consumo, que quiere restringir más la publicidad de alimentos no saludables dirigidos a niños. Fuentes del Ministerio han avanzado a El Independiente que el Gobierno quiere elevar la prohibición de este tipo de anuncios a los dirigidos a los menores de 15 años.

El departamento que dirige Alberto Garzón espera hacerlo a través de una reforma consensuada del Código PAOS, el Código de autorregulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a menores, prevención de la obesidad y salud. En esta reforma espera elevar la prohibición de anuncios de alimentos insanos desde los 12 actuales a los 15 años y, además, limitar la publicidad de alimentos a aquellos catalogados con los códigos A y B en Nutri-Score, es decir, los más sanos de cada categoría.

Fuentes del Ministerio confirman que el objetivo es que sea el sector, a través de sus empresas, las que alcancen este acuerdo pero que, en caso de no haberlos, podrían explorarse otras vías para conseguir esta reforma integral en la que están trabajando con la la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan).

“Hay un claro consenso entre expertos y especialistas en nutrición sobre el hecho de que el sistema no está funcionando adecuadamente porque la publicidad en alimentación infantil apenas tiene control”, afirmó Garzón el pasado 26 de junio en el Congreso, cuando confirmó también que el nuevo sistema Nutri-Score de etiquetado de alimentos se implantará en España en 2021 tras la aprobación de un decreto ley.

También recuerdan las fuentes del Ministerio que, aunque la intención del Gobierno es acordar esta regulación con el sector, la ley 17/2011 de Seguridad Alimentaria y Nutrición «permite también establecer por vía reglamentaria normas que regulen tales comunicaciones comerciales para garantizar la protección de la infancia y la juventud, así como los medios para hacerlas efectivas».

Comentar ()