Educación

Sanidad y las CCAA acuerdan volver a la "máxima presencialidad" y rebajar la distancia entre alumnos a partir de septiembre

Una profesora administra gel desinfectante a un alumno en un colegio. David Zorrakino / Europa Press

El próximo mes de septiembre las clases volverán a recuperar el ratio de alumnos que había antes de la pandemia. En infantil los ratios pasarán de 20 a 25 alumnos y en primaria podrán ser de 25 o 30, según la normativa de las comunidades autónomas. «No se han cumplido ni de lejos aquellos funestos augurios que decían que todos los niños se iban a contagiar y que las escuelas eran bombas de relojería. Ahora debemos ser más ambiciosos», ha apuntado la ministra de Educación Isabel Celaá en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial de Salud.

Este es uno de los puntos principales del acuerdo entre los ministerios de Sanidad y Educación con las comunidades autónoma que han quedado recogidas en la «Propuesta de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente a COVID-19 para centros educativos en el curso 2021-2022». En este plan se siguen planteando diversos escenarios según el nivel de alerta epidemiológica pero se relajan, en general, medidas respecto al curso que termina este junio.

«Nuestra apuesta por la presencialidad es aún mayor para el próximo curso 21-22 queremos que alcance todos los niveles y etapas educativas. La satisfacción por este hecho ha sido unánime: la vacunación avanza a toda máquina. Hemos preparado ya las medidas de prevención necesarias», ha explicado la ministra.

«El protocolo aprobado hoy es vivo, dinámico, es decir que los técnicos de salud pública deberán adaptarlo de manera constante, tal y como hemos venido haciendo durante este curso. Haremos los ajustes pertinentes necesarios a medida que se acerque el comienzo del próximo curso», ha apuntado.

El tercer curso escolar que se ve afectado por la pandemia arrancará, por esta ampliación de los ratios, con menos desdobles de clases y también por tanto menos profesores. El curso pasado se contrató a 36.000 docentes extra y el pasado abril Comisiones Obreras ya solicitó a la ministra de Educación, Isabel Celaá, mantenerlos.

Para ayudar a la adopción de medidas y contratación de profesorado el Gobierno de España ha puesto a disposición de las comunidades autónomas «10.000 millones de euros de los fondos europeos para invertirlos en educación», según ha especificado Celaá, y también va a destinar «13.400 millones extraordinarios a las regiones». «Con este esfuerzo colosal e histórico las consejerías de educación contarán con los recursos necesarios», ha zanjado.

Algo que no se recuperará es la socialización entre los niños de diferentes clases, puesto que la propuesta es que se mantengan los llamados grupos burbuja o de convivencia estable que sólo tienen contacto entre ellos. Sólo está planteado cuando la incidencia a 14 días baje de 25 casos y la ocupación de las UCI sea menor del 5% que los grupos burbujas sí puedan mezclarese en el patio.

La propuesta también plantea eliminar la semipresencialidad en secundaria para que los alumnos vuelvan a las aulas de forma completa. Para facilitarlo, se acortaría la distancia entre alumnos de 1,5 metros a 1,2. Para los adultos y en las zonas comunes se sigue recomendando la distancia de un metro y medio. En el caso de los niveles de alerta 3 y 4 la semipresencialidad se plantea a partir de 3º ESO.

El documento plantea que se sigan primando en todo lo posible las actividades al aire libre y que «se multiplicará el esfuerzo por ventilar al máximo los espacios educativos». También se sigue recomendando escalonar las salidas, reducir las reuniones presenciales. La mascarilla sigue siendo obligatoria a partir de primero de primaria.

Te puede interesar

Comentar ()