Casi un mes después del alud registrado el pasado 1 de enero en la vertiente asturiana del puerto de San Isidro (As-253) que sepultó a dos operarios que trabajaban en la limpieza de la vía con una máquina fresadora, los equipos de búsqueda han rescatado este sábado, bajo cinco metros de nieve, el cadáver del segundo trabajador.

Poco después de las 11:00 horas los miembros del Servicio de Emergencias del Principado y del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil han localizado el cadáver de Virgilio García, de 61 años, quien fue arrastrado por un alud junto a su compañero César Fernández, de 53, cuyo cadáver se recuperó horas después del accidente.

Pese a las difíciles condiciones meteorológicas de buena parte de las últimas semanas y al riesgo de nuevos aludes, los trabajos han continuado hasta la jornada de este sábado, dedicada a palear la nieve en una de las zonas donde se sospechaba que podía encontrarse el cadáver y que, finalmente, ha sido localizado a cinco metros de la superficie, con otros cinco metros de nieve por debajo. 

El cuerpo ha sido recuperado de la nieve y, mediante una operación de grúa realizada desde el helicóptero del 112-Asturias, trasladado hasta la carretera donde la Guardia Civil se ha hecho cargo de su levantamiento y posterior evacuación en una aeronave del instituto armado. 

Ambos operarios fueron sepultados por una avalancha de nieve tras bajarse del vehículo -que fue arrastrado unos 200 metros a través de una ladera- para intentar desatascar la chimenea de la fresadora en las proximidades de Riofrío, a cuatro kilómetros de la cima del puerto, de 1.520 metros de altitud.

Desde que se produjo el accidente, y condicionados por la situación meteorológica, en la zona han trabajado equipos del Servicio de Emergencias del Principado, de la Guardia Civil y de la Dirección General de Infraestructuras, así como de la Unidad Militar de Emergencias (UME) durante algunas jornadas.

A ellos se unieron unidades caninas del Principado y de la Guardia Civil, además de maquinaria de carreteras facilitada por la Diputación de León y varios drones ofrecidos por la empresa GAM en los que se instaló un georradar conseguido por la familia del fallecido. 

Tras conocer la noticia, el presidente del Principado, Adrián Barbón, ha señalado a través de su perfil en las redes sociales que el dolor de la familia del operario «es imposible sanarlo» pero que encontrarlo «después de casi un mes de angustia y de trabajos de los grupos de rescate, les permite poder despedirlo y tratar de encontrar la paz».

Sánchez traslada su afecto a la familia del operario sepultado en Asturias

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha trasladado su afecto a la familia y los seres queridos del operario sepultado por un alud de nieve el pasado 1 de enero en Asturias y cuyo cadáver ha sido localizado este sábado por los equipos de rescate.

«Todo mi afecto para su familia y seres queridos que han vivido estos largos días de angustia y dolor», afirma el jefe del Ejecutivo en un tuit.

Además, agradece a los efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil y a todos los servicios de emergencia «que han participado sin descanso hasta localizar el cuerpo de Virgilio».

Virgilio García, de 61 años, fue sepultado por un alud de nieve junto a su compañero César Fernández, de 53, cuando trabajaban con una máquina fresadora en la limpieza de la carretera de acceso al puerto de San Isidro el pasado 1 de enero, en Asturias.

El cuerpo sin vida de su compañero fue encontrado hora después del siniestro pero el suyo lo han encontrado este sábado los equipos de rescate.