Sucesos

La Policía Nacional libera a nueve mujeres explotadas sexualmente

Los explotadores imponían férreas normas a las víctimas, que incluían estar disponibles 24 horas al día para realizar servicios sexuales

Miembros de la Policía Nacional. MINISTERIO DEL INTERIOR

La Policía Nacional ha desarticulado en las localidades gaditanas de Algeciras y Jerez de la Frontera, con la detención de cinco personas, una organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, y ha liberado a nueve mujeres de origen brasileño.

En un comunicado, la Policía explica que los detenidos son presuntos integrantes de dicha organización, dedicada a la explotación sexual de mujeres.

El pasado 27 de enero culminó la investigación con la realización de cuatro registros, uno en Algeciras y tres en Jerez, que dieron como resultado la detención de cinco personas, cuatro de nacionalidad brasileña y una española, y la liberación de nueve víctimas de trata de seres humanos.

Además, los agentes se aprehendieron de importantes cantidades de dinero en metálico y en cheques al portador, sustancias estupefacientes y numerosa documentación acreditativa de la explotación sexual.

El grupo desarticulado concebía el control de la explotación sexual de las víctimas como la gestión de una empresa de negocios, tal y como se pudo observar en los anuncios en los que ofrecían a los clientes una auténtica tarifa de precios por los distintos servicios sexuales que cada chica podía realizar.

La investigación se inició al tener constancia de la existencia de actividades relacionadas con el ejercicio de la prostitución en una vivienda ubicada en una urbanización de Algeciras.

En las vigilancias realizadas se observó que dicha vivienda formaba parte de una infraestructura de casas de citas establecida en las localidades de Algeciras y Jerez. La organización movía a las chicas que explotaba entre los distintos domicilios tras cortos periodos de tiempo.

Los explotadores imponían férreas normas a las víctimas, que incluían estar disponibles 24 horas al día para realizar servicios sexuales, siempre encerradas en los domicilios, e incluso en ocasiones eran obligadas por la organización a tomar sustancias estupefacientes para aguantar las largas jornadas de trabajo.

Las víctimas eran trasladadas por miembros de la organización desde Brasil hasta aeropuertos europeos con requisitos de entrada más laxos.

Una vez en territorio Schengen llegaban a España, bien en avión o bien por vía terrestre y siempre conducidas por sus explotadores, que las ubicaban en las distintas viviendas que utilizaban como casas de citas.

Los cinco detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Jerez como presuntos autores de los delitos de trata de seres humanos, explotación sexual, tráfico de inmigrantes y falsedad documental.

La Policía Nacional ha destacado la colaboración en la investigación de las autoridades policiales portuguesas, a través del Centro de Coordinación Policial de la Comisaría de Algeciras. Su participación ha sido fundamental para realizar un seguimiento a las víctimas que la organización introdujo en España por el país luso.

Te puede interesar

Comentar ()