La actriz y directora Asia Argento, líder del movimiento #MeToo, ha sido acusada de un delito de agresión sexual sobre un menor de edad, según informa The New York Times.

El denunciante es el músico de rock y actor Jimmy Bennet, que acusa a la actriz de haberle atacado sexualmente en 2013 en un hotel de California, cuando él tenía 17 años y ella 37. En California la edad mínima para el consentimiento de relaciones sexuales es de 18 años.

La actriz italiana habría aceptado pagar la cifra de 380.000 dólares a Bennet -que además fue su compañero de reparto en El corazón mentiroso (2004)- en un acuerdo extrajudicial por el encuentro entre ambos que, según informa el diario, le habrían causado «una espiral de problemas emocionales» al joven actor.

Los documentos en los que constan estas acusaciones han llegado al rotativo neoyorquino de forma completamente anónima a través de correos encriptados, en los que se incluyen una fotografía donde aparecen el denunciante y la denunciada juntos en una cama.

Estas acusaciones salen a la luz después de que Argento se convirtiese en una de las principales protagonistas del movimiento «MeToo» tras acusar al famoso productor de Hollywood Harvey Weinstein de haberla violado en el Festival de Cannes de 1997 cuando ella tenía 21 años, una acusación que desató toda una revolución contra las agresiones sexuales en el mundo del cine.