Comunicación | Tendencias

La 1 se hunde en junio y cierra el mes con la peor audiencia de toda su historia

Sólo la selección española evita una debacle más profunda del buque insignia de RTVE, que también registra el peor mes de su historia como grupo

logo
La 1 se hunde en junio y cierra el mes con la peor audiencia de toda su historia
Rosa María Mateo, junto a Pedro Sánchez antes del debate organizado por RTVE para las elecciones generales del 28-A.

Rosa María Mateo, junto a Pedro Sánchez antes del debate organizado por RTVE para las elecciones generales del 28-A. EP

Resumen:

Debacle en RTVE para empezar el verano. La televisión pública cierra el mes de junio con los peores registros de audiencia de toda su historia y continúa una tendencia a la baja cada vez más preocupante. La principal cadena del grupo, La 1, ha terminado el mes en un pírrico 8,7% de cuota de pantalla que empeora el anterior mínimo histórico: un 8,9% en julio de 2014.

El buque insignia del ente público no recibe especial ayuda del resto de cadenas del grupo. El global de RTVE también anota un récord negativo en junio y suma en total un 14,7% de share que empeora al 15,1% del mes de marzo, el peor de la serie histórica hasta el momento. La 2, Teledeporte, el Canal 24 horas y Clan TVE no le hacen cosquillas a Mediaset, que incrementa su posición de fuerza sobre la parrilla y supera cómodamente el 30% de cuota de mercado. Atresmedia retrocede levemente respecto al mes de mayo y se queda en el 25,7%.

La 1 cierra un mes gris, lastrado por el pobre rendimiento de la actual edición de MasterChef recién terminada. La final del reality show culinario reunió a 2.041.000 espectadores el pasado martes, mientras que la semifinal y el antepenúltimo programa rondaron el 1.850.000. El programa de cocina ha sido sistemáticamente derrotado por las emisiones intersemanales de Supervivientes y no ha podido servir de revulsivo como en anteriores ejercicios. Telecinco se ha impuesto con claridad en el mes, con un 15,5%, y lidera por décima vez consecutiva.

La pública, eso sí, le puede dar las gracias a la selección española de fútbol. El partido de la absoluta contra Suecia en el Santiago Bernabéu el 10 de junio congregó a 3.314.000 personas frente a la pantalla, mientras que la visita del combinado nacional a las Islas Feroe, tres días antes, interesó a 2.032.000 espectadores. Ningún otro programa de la cadena superó el umbral de los dos millones en todo el mes. Sólo informativos, alguna película, la final de la Nations League entre Holanda y Portugal y la serie La otra mirada lograron superar el millón y medio.

La fortaleza de los informativos, no obstante, es relativa. De ser los líderes de la televisión española, en algo más de un año se han convertido en la tercera opción de los espectadores, que prefieren a Antena 3 y Telecinco para recibir información. Los telenoticias de Telecinco reúnen de media a 1.824.000 espectadores, por los 1.799.000 que confían en Antena 3. El registro de RTVE, sumando La1 y el Canal 24 Horas, se queda en 1.499.000 espectadores, mientras que La Sexta alcanza 970.000 televidentes diarios en sus programas informativos.

Otegi: polémica y éxito de audiencia

El organismo que dirige Rosa María Mateo –que prometió que dimitiría en cuanto se conforme un nuevo Gobierno-, además, cierra el mes envuelto en polémica por la entrevista del miércoles a Arnaldo Otegi en La noche en 24 horas. La decisión de contar con el dirigente de EH Bildu generó una sonora polémica entre PP, Ciudadanos y Vox, que acusaron a Pedro Sánchez de pretender un «blanqueamiento» del líder abertzale en plena negociación del gobierno en Navarra y con la sesión de investidura cada vez más cerca.

Algunos trabajadores de la cadena protestaron también contra la decisión de contar con Otegi, que finalmente fue entrevistado por Marc Sala en un programa en el que rehusó pedir perdón por el terrorismo de ETA y llegó a referirse al «derecho» de la izquierda abertzale a causar dolor a las víctimas.

Pese a que partidos políticos y usuarios en redes sociales promovieron un boicot al programa, lo cierto es que el llamado al apagón tuvo el efecto contrario. El tramo del programa en el que se entrevistó a Otegi obtuvo 230.000 espectadores y un 1,6% de cuota de pantalla, muy por encima de los registros habituales de la primera hora de emisión del formato. El resto de la semana, anotó 105.000 espectadores y un 0,7% de media en esa misma franja.

La gestión de Mateo al frente de TVE, cuya administración asumió en agosto de 2018 tras la moción de censura, ha estado cargada de polémica en la remodelación de los equipos informativos, que no se han traducido en resultados. La 1 pierde más de un punto respecto al 9,9% con el que cerró junio de 2018 y ha sufrido una caída sostenida desde entonces, coincidiendo con la llegada de Pedro Sánchez al gobierno. En 2019, todavía no ha superado el 10% en ninguna ocasión y ya ha perdido la barrera del 9 antes de entrar en julio y agosto, meses tradicionalmente flojos para la pública.