El nuevo anuncio de la lotería de la Generalitat, La Grossa, ha desatado la polémica en las redes sociales porque liga el «ascenso social» al azar, motivo por el que varios representantes políticos ya han exigido su retirada.

«¿Te preocupa el distanciamiento social? Prueba el ascenso social», dice el anuncio, en el que se informa de que ya están a la venta los boletos para el sorteo de fin de año.

«Ascenso social y lotería, no. Si la campaña es seria es un despropósito. Y si pretende ser graciosa, no lo es», ha sentenciado a través de Twitter la líder de los comunes en el Parlament, Jéssica Albiach.

Alícia Romero ha sido una de los muchos diputados del grupo PSC-Units que han reclamado la retirada de esta campaña publicitaria.

«En vez de fomentar la innovación, el emprendimiento, la cultura del esfuerzo y la educación como ascensor social, el Govern hace campañas frivolizando con las medidas sanitarias para hacer frente a la COVID-19 y favoreciendo el juego como camino para ascender socialmente», ha expuesto en Twitter.

Desde el mismo grupo parlamentario, el líder de Units per Avançar, Ramon Espadaler, ha afirmado que al gobierno de Quim Torra «le tendría que caer la cara de vergüenza» por «prometer el ascenso social fomentando el juego» en vez de generar «oportunidades para todo el mundo».

«¿El ascenso social va ligado a la lotería? ¿Y esto lo dice la administración que tiene que velar por hacer políticas de equidad en favor de la justicia social? ¿En serio, Govern? Creo que lo único digno que se puede hacer con esta campaña es retirarla», ha dicho también en Twitter la diputada de los comunes Marta Ribas.

En la misma línea, la diputada de la CUP Natàlia Sànchez ha asegurado que este anuncio se tiene que retirar de inmediato porque es un «insulto», ya que en Cataluña hay «11.000 personas sin techo, 3.000 en situación de exclusión residencial y una de cada cinco personas vive en riesgo de pobreza y exclusión social».