Literatura | Tendencias

'El enemigo de las rubias', un repaso a las mujeres en la vida de Alfred Hitchcock

El autor e ilustrador Abraham Menéndez, Abe The Ape, rinde tributo a esta figura tan ambigua de la historia del cine

'El enemigo de las rubias', un repaso a las mujeres en la vida de Alfred Hitchcock

'El enemigo de las rubias', un repaso a las mujeres en la vida de Alfred Hitchcock Abe The Ape

Nunca antes en la historia una figura tan enigmática había levantado semejante misterio. Imperturbable, cínico, misógino, machista, reprimido, ambiguo y genial. Todo esto y mucho más era Hitchcock. Este controvertido e inquietante mito de la gran pantalla fue un personaje único que alcanzó el éxito planetario y se convirtió en el primer director estrella. Es por esto por lo que Abraham Menéndez, conocido por su marca Abe The Ape en las redes sociales, ha decidido rendir tributo en su primer libro a este icono del siglo XX.

Hay que ver como retrata a la Señora Gates en ‘Psicosis’, las madres en sus películas tienen mucha miga»

Abraham Menéndez

El autor e ilustrador de Alfred Hitchcock, ‘El enemigo de las rubias’ confiesa a El Independiente que todo ello se debe a su «pasión y afición por el cine clásico». «En mi vida siempre he tenido dos personas mitificadas: Billy Wilder y Alfred Hitchcock«, detalla. «Optamos por este último por los tiempos que corren, en mitad de esta ola feminista». Según las propias palabras de Menéndez entender su figura «políticamente incorrecta» pasa por «el componente sórdido y psicológico» respecto al trato que hace de las mujeres en la gran pantalla.

El experto destaca cómo creció en una familia ultracatólica y conservadora. «Se educó en un colegio de Jesuitas, con unos padres muy estrictos, eso tuvo que marcar mucho su relación con su madre y la muerte», subraya. «Sólo hay que ver como retrata a la Señora Gates en Psicosis, las madres en sus películas tienen mucha miga». A pesar de ser un gran amante de las rubias, también fueron su peor enemigo. De ahí el título de este libro, homónimo de su primer gran éxito en la gran pantalla.

    • Compartir
    Manu Toro

Las «Chicas Hitchcock»

Alma era de esas mujeres que creían en luchar por su lugar»

Abraham Menéndez

Las «Chicas Hitchcock», según reza el título de este libro, merecen ser destacadas de manera especial. Con uno de los rostros más hermosos vistos en una pantalla, Carole era la actriz cómica favorita de Norteamérica, la mejor pagada y una de las mujeres más influyentes del siglo XX. Su elegante silueta ocupaba las portadas de todas las revistas de moda y las mujeres imitaban su forma de vestir o peinarse. Una influencer, pero con talento. Fue esa amistad la que logró que Hitchcock dirigiese por recomendación de la actriz la que fue su única comedia pura en una filmografía repleta de ese humor teñido de muerte y suspense: Matrimonio original.

    • Compartir
    Abe The Ape

     

     

Por otra parte está Joan Fontaine, protagonista de Rebeca. Con un 160 de coeficiente intelectual, mala baba y un temperamento que para sí quisiera cualquier cacique. Creció en Tokio por avatares de la vida, pero, anémica perdida, huyó junto a su famosa hermana Olivia, protagonista de Lo que el viento se llevó, y una madre recién divorciada a la soleada California por prescripción médica. A Joannie le comían los celos por su hermana, pero ella también terminó triunfando.

Pero sin duda, la mujer más especial de la vida de Hitchcock fue Alma Reville. Ocupó los papeles de esposa, madre, ama de casa y la más importante colaboradora dentro de la filmografía de Alfred Hitchcock. Montadora y guionista, pieza clave en el desarrollo de Psicosis y de toda su filmografía en general. El cinéfilo Abraham Menéndez asegura que su talento «era equiparable al suyo». «Le revisaba todos los guiones y subrayaba muchos detalles que casi todo el mundo pasaba por alto», asegura. «Era de esas mujeres que creían en luchar por su lugar».

El legado de Hitchcock

Abraham Menéndez asevera que este director «ha influido muchísimo en el cine actual». Desde su punto de vista, «no hay director que no se haya empapado de él». «Desde Steven Spielberg, Almodóvar en su tratamiento de los colores, Amenábar o Brian De Palma», explica Abe The Ape. En este sentido no se trataría de «homenajes o plagios», con largometrajes donde a estos directores «se les ha ido un poco la mano».

El autor lo ejemplifica en la escena de Indiana Jones: El Arca Perdida en la que el aventurero y sus acompañantes tienen que correr por un túnel en el que les persigue una bola gigante de piedra. Se configura así un «director de directores». «Más que un director para el público o el espectador era una figura que se alejaba de los cinéfilos, Psicosis está hecha para la gente que trabaja en el propio cine», opina Menéndez.

La película más premeditada de Hitchcock, pensada al milímetro. Solamente cometió un error de cálculo: jamás pensó que el público se la tomaría tan en serio. Todo en Psicosis es innovador, todo crea escuela. El factor sorpresa nos noquea mientras escenas como la de la ducha o el asesinato de Martin Balsam asientan las bases del género slasher. Que genialidad y moralidad rara vez van parejas queda patente en la figura de Alfred Hitchcock. La historia está llena de seres indignos cuyos talentos mitigan en gran medida su ausencia de bondad.

Comentar ()