Tendencias

Mercedes-Benz Fashion Week 2021: más diseñadores, diversidad y presencialidad

Una modelo presenta uno de los diseños de la colección de Isabel Sanchís para la temporada primavera/verano 2021 durante la 72ª Edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, en Ifema, Madrid

Una modelo presenta uno de los diseños de la colección de Isabel Sanchís para la temporada primavera/verano 2021 durante la 72ª Edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, en Ifema, Madrid EP

Durante cuatro días, Madrid se prepara para ponerse bajo el foco de la moda. Entre el 16 y 19 de septiembre IFEMA se convertirá en el escenario de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM), donde Isabel Sanchís, Custo Barcelona o Agatha Ruiz de la Prada presentarán sus nuevas colecciones de cara a la nueva temporada. Un evento que pretende elevar la imagen de la ciudad como capital de las tendencias estilísticas e impulsar el sector textil a nivel tanto nacional como local.

El delegado de Economía de Madrid, Miguel Ángel Redondo, recordaba en el acto de presentación que desde el Ayuntamiento se han invertido más de dos millones de euros para hacer posible esta semana de la moda, que en situación pre-pandémica suponía una llegada de 40 millones de euros a la capital. Tal inversión se explica tras la intención de convertir a Madrid «en un gran referente europeo de la moda de autor», al mismo nivel que París o Milán. El presidente de IFEMA, Ángel Asensio, añadía el importante valor del sector textil como generador de empleo, que actualmente supone un 2,8% del PIB español.

Más acento español y representación de todos los cuerpos

Esta nueva entrega de la MBFWM la protagonizarán los 37 diseñadores que forman parte este año del proyecto, de los cuales 17 son ya consagrados y habituales en esta semana de la moda, 8 están dentro de la plataforma de jóvenes creadores Alliance Ego y 12 participan en formato OFF.

Entre las novedades que esta nueva edición presentará, la directora de la MBFWM Nuria de Miguel avanzaba que en esta edición se contará con un casting 100% español: «Es momento del ‘Made in Spain’ en muchos ámbitos, también en el de presentar modelos que son estupendas, que están triunfando en las pasarelas internacionales y que hay veces que, hasta que no ves que triunfan fuera, no te das cuenta de que realmente son personas que tienen un talento especial».

Dentro de ese mismo casting la organización ha querido dar un especial protagonismo a la diversidad que, en palabras de la directora, «es una de las claves de la moda del siglo XXI». Entre las mujeres encargadas de desfilar con los diseños de autor presentados se encontrarán modelos golden age, que «cuentan con un gran bagaje nacional e internacional», y curvy and in-between; es decir, mujeres con cuerpos reales, que se alejan de las pequeñas tallas habituales entre las modelos de alta costura.

La sostenibilidad será otro de los principales ejes alrededor del que girará el evento, comentaba de Miguel. Para ello, los diseñadores han priorizado el uso de tejidos y otros materiales reciclados y de proximidad para contribuir desde el sector a reducir la generación de residuos y la huella de carbono.

La Covid continúa presente, pero en menor medida

Así, con esta nueva edición de la MBFWM se pretende lanzar un mensaje de optimismo y lograr la recuperación del mundo del diseño tras la llegada del Coronavirus. Este esperanzador anuncio no se queda únicamente en palabras, sino que también se reflejará en los mismos eventos surgidos alrededor de esta celebración de la moda.

En esta ocasión, desde la organización han apostado por dar un mayor papel a la presencialidad frente a virtualidad, aunque se continuará celebrando en formato híbrido. Para ello, se ha optado por la digitalización de los eventos que surjan en el marco de esta semana temática. Debido a las limitaciones que la Covid continúa imponiendo, se pondrá a disposición de todo aquel que esté interesado en seguir la MBFWM contenidos online a través de su plataforma virtual.

Asimismo, los desfiles y el resto de actividades que tendrán lugar a lo largo de estos cuatro días han conseguido ampliar su aforo, que en esta ocasión podrán llegar hasta el 42% de ocupación. Esto supone que se haya doblado la capacidad de asistentes el doble con respecto al año pasado.

Te puede interesar

Comentar ()