De La Coruña a Cádiz, País Vasco, Valencia, Almería, la costa andaluza. Nuestras playas han sido las musas de muchos pintores. Qué sería de Dalí sin Cadaqués, de Sorolla sin el mar Mediterráneo, hasta de Colita sin Cataluña…

En la primera operación salida hacia las vacaciones de verano, desde El Independiente, recorremos las playas, los puertos, las ciudades costeras y las calas más transitadas y que ya forman parte de la historia del arte de nuestros país:

Cadaqués, Dalí.

Tenía 17 años cuando pintó este cuadro. Es su vista, su casa. Cadaqués y sus olivos. Se trata de una de las primeras etapas artísticas del catalán, que se autorretrata de espaldas en esta obra.

Olivos, paisaje de Cadaquéz, Dalí.

Olivos, paisaje de Cadaquéz, Dalí.

Barceloneta, Colita.

Colita retrató la playa de la Barceloneta en varias ocasiones. Esta fotografía data de 1963 y muestra a un grupo de gitanos montando a caballo y corriendo por la playa.

La Barceloneta, Colita.

La Barceloneta, Colita.

Playa de Chipiona, Federico Godoy.

En la playa del sanatorio de Santa Clara es el título de esta obra que se pintó en la playa de Chipiona, en Cádiz. Tanto las vestimentas como la técnica nos llevan directamente a ese principio del siglo XX, la pintura data de 1903, y muestra el primer sanatorio marítimo que se construyó en España.

Playa de Chipiona, Federico Godoy.

Playa de Chipiona, Federico Godoy.

Playa de Lekeitio, Carlos de Haes.

El monte de la Atalaya desciende sobre el mar vasco. Se trata de la playa de Lekeitio, tantas veces musa de Carlos de Haes. Esta obra data de, aproximadamente, 1972.

Playa de Carrasipio, Carlos de Haes.

Playa de Carrasipio, Carlos de Haes.

Playa de Biarritz, Paul Émile Chabas.

Salimos 20 kilómetros de nuestras fronteras para encontrarnos con una playa muy visitada por los españoles durante las vacaciones. Paul Émile Chabas representa a una niña vestida de blanco, con luces similares a las que veríamos en nuestro mediterráneo. Con un aire a nuestro Sorolla. La obra es de 1912.

Playa de Biarritz, Paul Emile Chabas.

Bidasoa, Martín Rico y Orceja.

Este pintor español nos muestra la desembocadura del río Bidasoa. Justo el punto donde españoles y franceses nos unimos. Con agua que llega desde los Pirineos, esta playa es una de las más concurridas de la zona norte. Martín Rico y Orceja la pinta en 1872, con niños jugando en la arena y una decena de barcos en la orilla.

Bidasoa, Martín Rico y Orceja.

Bidasoa, Martín Rico y Orceja.

Torremolinos, Carlos de Haes.

Mientras este pintor belga vivió en Málaga se dedicó a recorrer cada una de sus esquinas y a pintar sus paisajes. Esta obra de una playa, que él titula Cerca de Torremolinos, se encuentra en el Museo del Prado de Madrid y fue realizada en 1876.

Torremolinos, Carlos de Haes.

Torremolinos, Carlos de Haes.

Costa Vasca, Darío de Regoyos.

El Museo Reina Sofía es la propietaria de este cuadro de Darío de Regoyos. Se pintó a finales del siglo XIX y no se sabe exactamente de que playa es la representada pero sí de que se trata de la costa vasca.

Costa Vasca, Darío de Regoyos.

Costa Vasca, Darío de Regoyos.

La Coruña, Picasso.

Vivió en La Coruña 4 años. De los 9 a los 13. Confesó que en la playa de Riazor fue en el primer lugar donde vio a una mujer desnuda y pintó, como no podía ser de otra manera, la Torre de Hércules en uno de sus primeros cuadros. Data de 1895, justo el último año que Picasso vivió en la ciudad gallega.

La Coruña, Picasso.

La Coruña, Picasso.

Valencia, Sorolla.

La playa de Valencia es casi Sorolla, Sorolla es casi la playa de Valencia. Esta obra fue pintada a principios del siglo XX.  En la actualidad forma parte de los fondos de la Hispanic Society of America situada en Nueva York.

Valencia, por Sorolla.

Valencia, por Sorolla.