Cine | Cultura | Series y Televisión

Cuando el terror entró en nuestras casas

logo
Cuando el terror entró en nuestras casas

Un retrato de Chicho Ibáñez Serrador posando en su despacho (1965).

Resumen:

El miedo de ficción era el gran desconocido del cine y la televisión española hasta que Chicho Ibáñez Serrador (1935-2019) se coló en nuestras casas con Historias para no dormir (1966–1982). Hoy el género de terror y fantástico es uno de los de mayor éxito internacional de la industria española con grandes directores como Álex de la Iglesia, Paco Plaza, Juan Antonio Bayona, Alejandro Amenábar o Jaume Balagueró.

Todos estos directores se han sentido herederos del trabajo de Narciso Ibañez Serrador como pionero en la industria del entretenimiento que introdujo el terror de ficción en la vida de unos españoles. El Goya de Honor concedido en 2018 supuso el máximo reconocimiento de la industria a un Ibáñez, ya por entonces muy enfermo. Un año antes el Festival Internacional de Cine Fantástico Noctura Madrid le entregó la distinción de Maestro del Fantástico a Narciso Ibáñez Serrador, Chicho, “por derecho propio uno de los nombres más importantes de la historia del cine fantástico español”.

En Historias para no dormir el realizador dejó capítulos emblemáticos como El cumpleaños, La pesadilla, El televisor o  El asfalto, donde su padre moría sepultado, y por el que recibió el premio Ninfa de Oro del Festival de Televisión de Montecarlo en 1967.  Bajo el seudónimo de Luis Peñafiel escribía los guiones de la mayoría de los capítulos. Ibáñez Serrador era un admirador del humor negro y de la literatura de Edgar Allan Poe y Ray Bradbury  y de Alfred Hitchcock, a quien imitó en su fórmula televisiva de

Además de Historias para no dormir Chicho dejó para el cine algunas películas como ¿Quién puede matar a un niño? (1976) considerada por la crítica como una obra fundamental del cine fantástico en nuestro país.

La fórmula de éxito de Historias para no dormir la repitió en dos etapas distintas con Mis terrores favoritos. Narciso Ibáñez Serrador dirigió esta nueva serie que presentaba Luisa Armenteros. En este caso el programa introducía al público películas de terror y suspense de la historia del cine con una introducción cargada de humor negro.