Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, es candidata al Óscar a mejor película internacional, mientras Antonio Banderas, su protagonista, está nominado como mejor actor.

Por su parte, Klaus, dirigida por Sergio Pablos, opta al premio que la Academia de Hollywood concede a la mejor cinta de animación. 

Billy Porter volvió a ser uno de los primeros en pisar la alfombra roja de los Óscar, y este año, para la 92 edición, llevó la etiqueta de la ceremonia a su terreno con un arriesgado vestido ultrafemenino que ha completado con zapatos de tacón.

Si el año anterior apostó por romper moldes con un esmoquin negro compuesto por falda de gran volumen, en esta ocasión ha preferido vestirse con ropa más femenina, siguiendo la tendencia de moda de la ropa sin género, con la única clave de sentirse bien e identificarse con lo que se lleva.

La ceremonia de los Oscar, los premios más importantes del panorama cinematográfico, se celebran esta noche en Los Ángeles y las estrellas más famosas de Hollywood han sacado sus mejores galas a pasear. Sin duda alguna, la alfombra roja de estos premios es una de las más observadas y comentadas, considerándose una referencia para el mundo de la moda cada año.