Suburbios, 1964. Francisco Ontañón

Fotografía

Madrid, construida con vida

Hay ciudades que tienen una imagen que se ha creado con sus calles, sus monumentos o su historia. Ciudades que, como Nueva York, identificas en una imagen con sólo mirar un esquinazo. Madrid, el nuevo volumen publicado por La Fábrica, ha hurgado en los últimos 120 años de fotografía de la ciudad y ha seleccionado 160 imágenes que componen un collage de la historia de Madrid. El resultado es que la vida de sus habitantes es la singularidad de Madrid, su identidad. 

Las 160 imágenes de este libro se estructuran en seis periodos temporales entre 1900 y 2020. “Madrid es una ciudad vivida y construida a través de la vida, no tiene grandes planes urbanísticos que dividan la ciudad en clases”, asegura a El Independiente César Martínez Useros, director de la editorial. “Queríamos contar un relato de cada época, cómo se vivía en Madrid en cada periodo de tiempo en el que está dividido el volumen, las calles y su gente, apenas hay interiores. Esta fue la idea de celebrar una ciudad que, por cómo somos los madrileños, le tenemos mucho apego, pero nunca consideramos que ni es demasiado bonita ni demasiado especial, pero sí que lo es, por cómo se vive”, afirma.

El volumen recoge imágenes de los fotógrafos más importantes que han pasado por la ciudad como Henri Cartier-Bresson, Robert Capa, Gerda Taro, William Klein, Francesc Català-Roca, Ramón Masats, Cristina García Rodero, Alberto García-Alix y Alex Webb, entre otros.

Sobre los momentos que más han marcado la imagen de Madrid, el director de la editorial, señala los principio de siglo XX, con la gran ciudad de Alfonso. «Ese capítulo está muy focalizado en el centro histórico de Madrid y el imaginario colectivo está muy pegado a ese Madrid», afirma el editor que también apunta a los años 50. «El Madrid de Català Roca construye al final de la posguerra, la imagen de ciudad divertida y hedonista con las terrazas y la vida nocturna. Sin olvidarnos de los años 80 que están las fotos de la Movida que también es un tema referente de la imagen que se tiene de la ciudad».

Para el director de la editorial el resultado es un un álbum de familia que no se centra en capítulos desagradables, pero no los obvia. “No estamos metiendo las grandes desgracias de la ciudad, no está el 11M, no hay atentados de ETA, la parte mala del franquismo pasa de puntillas y hasta la Guerra Civil, salvo una imagen de civiles refugiados, las fotos son de milicianos de Capa muy alegres”. La última foto del último capítulo es una imagen de la Castellana vacía Castellana durante el confinamiento. Madrid en 2020, sin vida, que es como ha dejado la pandemia a la capital.

    • Compartir

    Modistas en la Gran Vía, 1933. Alfonso

    • Compartir

    Willy y Carlos, 1980. Alberto García-Alix

    • Compartir

    La princesa del arrabal, 1986. Alberto García-Alix

    • Compartir

    Autorretrato en moto, 1978. Alberto García-Alix

    • Compartir

    Seminario, 1960. Ramón Masats

    • Compartir

    Casa de Campo, 1961. Ramón Masats

    • Compartir

    Barrio de la Concepción, 1958. Ramón Masats

    • Compartir

    1981. Pablo Pérez Mínguez

    • Compartir

    Concierto, 1986. Miguel Trillo

    • Compartir

    El Rastro, 1961. Carlos Saura

    • Compartir

    Vendedora de pavos, 1925. Alfonso

    • Compartir

    Refugiados en el metro, 1939. Alfonso

Comentar ()