The Rolling Stones presentó este jueves Living in a Ghost Town, su primera canción nueva desde 2012 y un tema que, según la legendaria banda británica, puede tener un significado especial por el confinamiento durante la pandemia del coronavirus. «La vida era muy hermosa, y entonces nos tuvimos que encerrar. Me siento como un fantasma, viviendo en un pueblo fantasma», canta Mick Jagger en unos versos con evidentes ecos a la crisis global del coronavirus.

«Los Stones estábamos en el estudio grabado material nuevo antes de la cuarentena y había una canción que pensamos que podía resonar con los tiempos que estamos viviendo actualmente. Hemos trabajado en ella en confinamiento. Y aquí la tenemos», explicó Mick Jagger en un comunicado. El cantante aclaró en una entrevista con el periodista Zane Lowe de Apple Music que tuvieron que adaptar ligeramente la letra, pero destacó que se quedó prácticamente como la habían pensado antes del confinamiento.

«Resumiendo, creamos esta pista hace más de un año en Los Ángeles (EE.UU.) como parte del nuevo álbum, un proyecto en curso. Cuando la situación empezó a torcerse, Mick y yo decidimos que necesitábamos trabajar en este tema, así que aquí lo tienen, Living in a Ghost Town. ¡Cuídense mucho!», añadió Keith Richards en el comunicado. Living in a Ghost Town es la primera canción nueva de The Rolling Stones desde los temas inéditos Doom and Gloom y One More Shot que integraron en el recopilatorio GRRR! (2012).

El último disco con temas nuevos de Sus Satánicas Majestades fue A Bigger Bang (2005), aunque en 2016 publicaron un álbum de versiones Blue & Lonesome. The Rolling Stones tenían prevista una gira por EE.UU. este verano, pero todos sus conciertos han sido pospuestos debido a la crisis del coronavirus.