El Hormiguero ha vuelto y Pablo Motos no se ha podido resistir a elaborar y narrar ante la cámara un nuevo monólogo para su audiencia a modo de reflexión sobre el verano y el coronavirus. Por si en el transcurso de la pandemia el comunicador no se hubiese metido en suficientes ‘charcos’, con dardos envenenados al Gobierno y su gestión de la crisis sanitaria, este lunes lanzaba una renovada lluvia de pullas.

En poco más de cuatro minutos, Motos tuvo tiempo para hablar de un amplio universo de rostros conocidos. De Kiko Matamoros a Enrique Ponce, con comedia sobrante para la cúpula de Podemos y los negacionistas, la retahíla de ironías no ha tardado en hacerse viral en las redes sociales.

“Están pasando muchas cosas paranormales durante esta nueva normalidad», comenzaba el presentador de El Hormiguero, «te levantas al baño y a medio camino te das cuenta de que te has olvidado la mascarilla y se te queda una cara como la de Kiko Matamoros». Y es que, el colaborador se sometía este verano, de nuevo, a un tratamiento médico-estético en el rostro que generó una infinidad de memes.

Asimismo, Pablo Motos no dudó en mencionar a unos de sus habituales, los políticos, en este caso, a Unidas Podemos: “Y lo absurdo de sentarse en la mesa un grupo de amigos, fuera las mascarillas, hablándose de cerca, enrollándose todos con todos, hablando de series… aquello parece la cúpula de Podemos“, bromeaba.

También aprovechó la situación para comentar cómo lo están viviendo las parejas. Y no era de extrañar que en este campo se mencionase a la pareja del verano, Enrique Ponce y Ana Soria: “A la tensión se une que en las parejas siempre hay uno de los dos más paranoico con las normas. Estás sudando, ¿tienes fiebre? Es difícil encontrarle algo bueno al coronavirus pero es verdad que en las familias está sirviendo de excusa para no ver a la suegra. Mejor no ir porque tu madre es de riesgo, pero si tiene la misma edad que tú, Enrique Ponce“, añadía entre risas.

Tras concluir con el monólogo, Motos lanzó un mensaje positivo a los espectadores y dejó claro que a pesar de que «el invierno va a ser duro», vamos a tener que «echarle coraje para estar alegres», y afirmó rotundamente que «para eso El Hormiguero está aquí».