Una de cada tres personas en el mundo tiene problemas de salud relacionados con el sobrepeso y la obesidad. Una epidemia que va en escalada, según un estudio publicado en The New England Journal of Medicine y cuyos datos hablan de una “creciente y preocupante crisis de salud pública”.

La investigación, que abarca 195 países, revela también que 2.200 millones de niños y adultos tienen sobrepeso, un 30% de la población. De ellos, aproximadamente un tercio (600 millones de adultos y 108 de niños) tiene un índice de masa corporal superior al 30%, es decir, padecen obesidad.

El exceso de peso es una “creciente y preocupante crisis de salud pública”, alertan los expertos

Más allá de los porcentajes, el estudio alerta también del incremento de las muertes relacionadas con el sobrepeso y la obesidad. Hasta cuatro millones de muertes se atribuyeron al exceso de peso en 2015, de las cuales un 40% eran personas con el índice de masa corporal justo al límite de la obesidad. Los datos se basan en el panel global sobre carga de enfermedades, que realiza el Instituto de Métricas y Evaluación de Salud (IHME) de la Universidad de Washington y cuantifica la magnitud de la pérdida de salud por las principales enfermedades, accidentes y factores de riesgo por edad, sexo y población.

Para el doctor Felipe Casanueva, investigador del Instituto de Investigación Biomédica en Red-Fiospatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), estos datos no hacen más que constatar la “grave emergencia” que suponen la obesidad y el sobrepeso para la salud pública: “Si esto ocurriera con cualquier otra enfermedad, estaríamos en alerta, el problema es que la gente fallece por estos motivos y la causa no queda relacionada, se tapa”.

Cuatro millones de muertes se atribuyeron al exceso de peso en 2015

El estudio revela que Egipto es el país con un mayor porcentaje de obesos adultos, con un 35% de la población afectada. Si hablamos de obesidad en niños y adultos jóvenes, el país con un mayor porcentaje es Estados Unidos, con casi el 13%. Justo al lado contrario están Bangladesh y Vietnam, con los menores ratios de obesidad, del 1%.

Por número de personas, China (15,3 millones) e India (14,4) son los países con un mayor número de niños obesos. La mayor concentración de adultos obesos está en Estados Unidos, con 79,4 millones, y China, con 57,3 millones de adultos con esta enfermedad.


La obesidad se ha duplicado desde 1980 en más de 70 países y ha aumentado continuamente en la mayoría de las naciones. Aunque en los niños es menor que en adultos, el ratio de incremento ha sido mayor en muchos de los países.

“La gente que no hace nada ante el aumento de peso lo hace bajo su propio riesgo, riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer y otras amenazas para la salud”, ha asegurado el doctor Cristopher Murray, autor del estudio y director del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud (IHME) de la Universidad de Washington.

El investigador del CiberObn subraya que más allá de otras enfermedades más relacionadas tradicionalmente con la obesidad, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, estudios recientes han demostrado una relación directa entre la obesidad y el cáncer. “Se han identificado 11 tipos de cáncer en los que la relación con la obesidad es directa, entre ellos el de mama, el de endometrio y el hepático”. Aunque no se conoce el mecanismo, sí se ha identificado una incidencia directa, explica Casanueva: “En casos de obesidad postmenopáusica, el diagnóstico de cáncer de mama es más grave y el tratamiento evoluciona peor”.

La obesidad se ha duplicado en 70 países desde 1980

En el caso de los niños, Casanueva muestra una gran preocupación por los datos que muestra el estudio. “Aunque la obesidad infantil se ha estabilizado [en cifras entre el 11 y el 15%], el problema es que la más aguda sigue aumentando. Un niño sin sobrepeso tiene un 15% de posibilidades de ser un adulto obeso, si es un niño obeso, las probabilidades que sea un adulto obeso son del 86%”.

El doctor Murray ha anunciado un nuevo acuerdo entre el IHME y la Fundación de Agricultura y Alimentación (FAO) de la ONU para intercambiar datos, conocimientos y experiencias con el objetivo de aumentar la concienciación sobre “la epidemia global de enfermedades” relacionadas con el aumento de peso. La llamada “Década de acción en nutrición” de la ONU es una iniciativa para 2016-2025 para erradicar el hambre, la malnutrición en todas sus formas (desde falta de nutrición a sobrepeso u obesidad) y reducir la carga de enfermedades.

La obesidad más aguda en niños sigue aumentando

“El exceso de peso es uno de los mayores retos de salud pública actualmente, ya que afecta casi un tercio de la población”, ha dicho el doctor Ashkan Afshin, autor del estudio y profesor asistente de Salud Global en el IHME. “En la pasada década ha habido muchas iniciativas pero no hay evidencia sobre su efectividad. En los próximos 10 años, evaluaremos con la FAO el progreso de los países en controlar el sobrepeso y la obesidad. Además, compartiremos datos con científicos, políticos y otros actores en busca de estrategias con base científica sobre las que atacar el problema”.