Vida SanaDía Mundial Sin Alcohol

El hospital que ha dado la vuelta a las tasas de recuperación de los alcohólicos

logo
El hospital que ha dado la vuelta a las tasas de recuperación de los alcohólicos
El programa Ayúdate, Ayúdanos dura al menos de dos años y se coordina con asociaciones de mutua ayuda tipo Alcohólicos Anónimos.

El Hospital 12 de Octubre de Madrid ha conseguido reducir a menos de la mitad la tasa de recaídas de quienes acuden a su programa para rehabilitación de alcóholicos. Hospital 12 de Octubre

Resumen:

Aunque cada vez hay menos bebedores diarios, el alcohol es la droga más consumida en España. Tres de cada cuatro españoles beben y un 9,5% lo hace a diario, según la última Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España.

Aunque de ese porcentaje de bebedores habrá muchos que no tengan un consumo de riesgo, lo cierto es que el alcoholismo es la adicción más común en España y que tan sólo entre el 10 y el 20% de los afectados acuden a pedir ayuda.

Este escaso porcentaje de adictos que acuden al especialista unido a que las tasas de recaída eran muy importantes – siete de cada 10 volvían a beber – llevó al Hospital 12 de Octubre de Madrid a pensar en un programa distinto y que fuese capaz de rehabilitar de verdad a los bebedores.

“Somos el único hospital que sigue a los adictos durante dos años y une la atención hospitalaria con la de las asociaciones de ayuda mutua [tipo Alcohólicos Anónimos”] y la atención primaria”, explica Gabriel Rubio, responsable del Programa Ayúdate, Ayúdanos, donde a pesar de la caída del consumo de alcohol en general, “recibe cada vez a más adictos”.

Este programa, pionero en España, ha conseguido dar la vuelta a las cifras del alcoholismo de quienes acuden al Hospital 12 de Octubre. Las cifras las corrobora un estudio que el hospital ha realizado a través del seguimiento de 250 pacientes durante seis años y que ha dado a conocer con motivo del Día Mundial sin Alcohol, que se celebra el 15 de noviembre.

123 de los pacientes  siguieron el modelo terapéutico tradicional y los 126 restantes, lo complementaron con la asistencia a Alcohólicos Anónimos u otras asociaciones de mutua ayuda.

Así, los resultados del estudio han concluido que los pacientes de Ayúdate, Ayúdanos ha aumentado los períodos de abstinencia en casi cuatro años. Mientras que la tasa de recaída en un año con el tratamiento tradicional era del 77%, las de este programa no alcanzaban el 30%.

Aunque cada vez hay menos bebedores diarios, el alcohol es la droga más consumida en España. Tres de cada cuatro españoles beben y un 9,5% lo hace a diario, según la última Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España.

Aunque de ese porcentaje de bebedores habrá muchos que no tengan un consumo de riesgo (más de cuatro vinos o cervezas o dos cubatas para los hombres y la mitad para las mujeres, según el Ministerio de Sanidad), lo cierto es que el alcoholismo es la adicción más común en España y que tan sólo entre el 10 y el 20% de los afectados acuden a pedir ayuda.

Sólo entre el 10 y el 20% de los adictos al alcohol acude a pedir ayuda

Este escaso porcentaje de adictos que acuden al especialista unido a que las tasas de recaída eran muy importantes – siete de cada 10 volvían a beber – llevó al Hospital 12 de Octubre de Madrid a pensar en un programa distinto y que fuese capaz de rehabilitar de verdad a los bebedores. “Somos el único hospital que sigue a los adictos durante dos años y une la atención hospitalaria con la de las asociaciones de ayuda mutua [tipo Alcohólicos Anónimos”] y la atención primaria”, explica Gabriel Rubio, responsable del Programa Ayúdate, Ayúdanos, donde a pesar de la caída del consumo de alcohol en general, “recibe cada vez a más adictos”.

Este programa, pionero en España, ha conseguido dar la vuelta a las cifras del alcoholismo de quienes acuden al Hospital 12 de Octubre. Las cifras las corrobora un estudio que el hospital ha realizado a través del seguimiento de 250 pacientes durante seis años y que ha dado a conocer con motivo del Día Mundial sin Alcohol, que se celebra el 15 de noviembre. 123 de los pacientes  siguieron el modelo terapéutico tradicional y los 126 restantes, lo complementaron con la asistencia a Alcohólicos Anónimos u otras asociaciones de mutua ayuda.

Así, los resultados del estudio han concluido que los pacientes de Ayúdate, Ayúdanos ha aumentado los períodos de abstinencia en casi cuatro años. Mientras que la tasa de recaída en un año con el tratamiento tradicional era del 77%, las de este programa no alcanzaban el 30%.

Otros de los datos más significativos fueron que mientras que el 22% de los pacientes en terapia tradicional abandona el tratamiento, cuando en el programa se incluye la atención a través de las asociaciones, la tasa de abandono cae al 9%.

El tratamiento, mínimo dos años

“Cuando alguien llega al hospital lo primero es ver si necesita acudir al programa de desintoxicación”, explica Rubio, que apunta que un 5% de quienes llegan al programa (todos llegan derivados de atención primaria o de los servicios de digestivo o medicina interna, si ya tienen asociados problemas de salud graves, no quiere dejar totalmente el alcohol. “A estos que no quieren también intentamos ayudarles, aunque sea en el plano emocional, de ansiedad o del sueño, para no perderles”.

El 5% de los alcohólicos que acude al programa de rehabilitación no quiere dejar totalmente el alcohol

Una vez desintoxicados, los pacientes pasan de dos a tres meses en un programa “motivacional” orientado a mantener la abstinencia y en el que participan psiquiatras, psicólogos y enfermeras. Después, explica Rubio, los pacientes continúan durante cuatro meses en programas “de prevención de recaídas”, tras los cuales pasan tres o cuatro meses más en programas “de habilidades sociales”. Pasado ese primer año van a unidades que llamamos de “mantenimiento del estilo de vida” en los que el objetivo sigue siendo la monitorización del paciente.

La diferencia de Ayúdate, Ayúdanos es que, prácticamente desde el inicio, los pacientes son derivados a asociaciones con las que el hospital está coordinado del tipo Alcohólicos Anónimos. “La diferencia del éxito es tan espectacular es que se fomentan valores de vida, el paciente y su familia se encuentran e identifican con personas que están en su misma situación y además se promueven alternativas de ocio y para pasar el tiempo que les ayuden a afrontar la fuerte presión social que supone el alcohol”, afirma Rubio.

El programa ha supuesto un cambio radical en las expectativas de quienes llegan a tratarse al Hospital 12 de Octubre, cuyo programa ya se está adaptando en el Hospital Gregorio Marañón y en el Centro de Salud Retiro, ambos de la Comunidad de Madrid.