Salud | Vida Sana

Los españoles de Wuhan llegarán "en breve" y estarán 14 días en el Hospital Gómez Ulla

Hospital Gómez Ulla de Madrid. EP

La veintena de españoles que se encontraban en la ciudad china de Wuhan, epicentro del brote del nuevo coronavirus, llegarán «en breve» a Madrid y serán posteriormente trasladados hasta el Hospital Gómez Ulla, donde existe una unidad de aislamiento acondicionada para la cuarentena que deberán pasar.

Así lo ha anunciado este jueves el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una rueda de prensa que tiene lugar después de reunirse con la Comisión de Sanidad Pública, en las que están los directores generales de Salud Pública, y con representantes de las sociedades científicas a los que ha detallado cómo se abordará la situación de la llegada de los españoles y cómo será el dispositivo.

Sanidad tiene un dispositivo especifico para la llegada de los repatriados con las máximas garantías para ellos y los ciudadanos y en el Gómez Ulla permanecerán en cuarentena 14 días. «Estamos hablando de personas sanas de una zona de cuarentena», ha incidido el director del Centro de Emergencias y Alertas de Sanidad, Fernando Simón.

El objetivo de estos encuentros ha sido analizar la actual situación del coronavirus, que ya ha provocado la muerte de cientos de personas en China y afectado a miles de ciudadanos tanto en el país asiático como en otros países como, por ejemplo, Alemania, Francia, Estados Unidos, Tailandia y Australia. No obstante, en España todavía no se ha confirmado ningún caso.

Los encuentros se producen el mismo día en el que la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, haya asegurado que su departamento está preparando la evacuación de la veintena de ciudadanos españoles en la ciudad china de Wuhan, epicentro del brote del coronavirus.

Según han informado a Europa Press fuentes cercanas al Hospital Gómez Ulla de Madrid, los profesionales sanitarios de este centro hospitalario, gestionado por el Ministerio de Defensa, van a recibir en las próximas horas un curso de adiestramiento para atender a los españoles repatriados durante el periodo de cuarentena que, según ha asegurado Simón, son personas «sanas» y podrán recibir la visita de sus familiares pero siempre con medidas de protección.

El hospital cuenta desde 2015 con una Unidad de Aislamiento de Alto Nivel para tratar a pacientes con enfermedades infecciosas, situada en la planta 22, un área que cumple con todas las especificaciones internacionales y con los máximos estándares de seguridad ya que cuenta con zonas comunes de descanso, desinfección y un laboratorio.

Las habitaciones están preparadas para casos de emergencia nuclear, radiológica, bacteriológica y química y, además, cuenta con vestuario y dos ascensores exclusivos, uno de los cuales se utilizará para el traslado de los enfermos, quienes irán con una cápsula de aislamiento hasta ser ingresados en una de las habitaciones.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública denuncia que la repatriación «no está en la línea de la prudencia»

El presidente de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), Marciano Sánchez Bayle, ha criticado este jueves la repatriación de los españoles de China para pasar la cuarentena por riesgo de coronavirus en España al considerar que no está «en la línea de la prudencia».

En una rueda de prensa del Observatorio Madrileño de Salud, Sánchez Bayle ha recordado que «la OMS no ha recomendado que se haga movimiento de la población que esta en las zonas afectadas, por un motivo de prudencia».

«Estamos ante una enfermedad que aunque tiene una baja mortalidad se ha demostrado que pueden contagiarla personas que no tienen ninguna sintomatología, por lo tanto el aislamiento es bastante complicado», ha advertido.

Tras señalar que ha leído en la prensa que los repatriados van a poder recibir visitas en el centro madrileño donde van a pasar la cuarentena, el Hospital Gómez Ulla, gestionado por el Ministerio de Defensa, ha manifestado que eso no parece que esté «en la línea de la prudencia». «Yo creo que hay que tener más cuidado», ha manifestado, para agregar que habrá que hacer «un seguimiento de vigilancia» a las visitas.

Por otro lado, ha llamado a la «prudencia» también en lo que respecta a los trabajadores que tienen que atender a los repatriados y ha recordado el contagio de la enfermera que trató al misionero con ébola, «a pesar de que estaba en un centro muy especial y con muchísimas medidas de precaución».

Por su parte, el portavoz de UGT Marco Romero ha afirmado que, como representantes de los trabajadores, van a exigir que la Comunidad de Madrid «cumpla con las obligaciones que tiene de establecer las medidas preventivas y de protección de los trabajadores».

La secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO de Madrid, Rosa Cuadrado, ha indicado que se ha pedido que se reúnan todos los comités de Seguridad y Salud de todos los centros, y que «hay el compromiso de que entre hoy y mañana se reúnan».

«Hace falta esa reunión y que se establezca la difusión y la comunicación de todas las medidas preventivas para todos los trabajadores sanitarios», ha agregado Cuadrado. En este sentido, ha señalado que cuando hay una situación de este tipo «lo racional es que todo el personal sanitario conozca las medidas de prevención». Los representantes del Observatorio Madrileño de Salud ha recalcado que «tiene que haber una coordinación entre las dos administraciones», la central y la autonómica.

En cuanto a que el hospital elegido para la cuarentena sea el Gómez Ulla, han señalado que es uno de los centros de referencia para enfermedades infectocontagiosas.

Comentar ()