Un médico italiano que se encontraba de vacaciones en sur de Tenerife ha dado positivo en coronavirus de Wuhan tras acudir a una clínica privada porque se encontraba mal, han confirmado fuentes del Gobierno canario. Se trata del tercer caso detecatdo en España tras los de La Gomera y Mallorca, que evolucionaron favorablemente.

Este turista italiano se encuentra en aislamiento en la Clínica Quirón Sur de Adeje, pero en las próximas horas será trasladado al Hospital de la Candelaria, en la capital tinerfeña. Al parecer el paciente procede de Lombardía , región de Italia en la que se ha producido un brote de coronavirus en los últimos días.

Fuentes del centro sanitario privado han informado a Efe de que el paciente llegó sobre las 13:00 horas con fiebre y como medida preventiva se le aisló y se enviaron las muestras a Salud Pública, departamento que ha comunicado esta noche que estos primeros análisis han dando positivo.

Las fuentes han señalado que debido al aislamiento al que se sometió al paciente desde su llegada al centro sanitario, no ha tenido contacto con el personal de la clínica. Una vez conocido el resultado positivo, la Consejería de Sanidad ha activado el protocolo por coronavirus que establece la obligatoriedad de realizar unas segundas pruebas en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

El Gobierno canario informa de que el ciudadano se encuentra aislado y bajo la supervisión sanitaria «que requiere el asunto». La Consejería Sanidad ha activado una línea de teléfono gratuita 900 112 061 desde la cual un equipo de Enfermería, bajo la coordinación del Servicio de Urgencias Canario (SUC), atenderá las solicitudes de información de la ciudadanía sobre medidas de prevención, posibilidades de contagio y falsos conceptos relacionados con el virus.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, informará este martes de este segundo caso de coronavirus detectado en Canarias

Casos de Asturias y Salamanca, descartados

En la noche de este lunes se conoció además la activación del protocolo por sendos casos en Asturias, Ávila y Salamanca, que ya se han descartado, mientras que se mantiene el protocolo en Valladolid.

En la noche de este lunes se conoció la activación del protocolo por sendos casos en Asturias y Valladolid

 La Junta de Castilla y León ha iniciado análisis por coronavirus COVID-19 a un joven de Valladolid que regresó recientemente de Milán con síntomas leves de infección respiratoria, ha informado la Consejería de Sanidad en un comunicado.

La Consejería, junto al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ha puesto en marcha estos estudios, con los protocolos asistenciales y de Salud Pública previstos, ante la situación sanitaria que presenta el joven.

El paciente presenta síntomas leves de infección respiratoria y permanece ingresado en observación en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, a la espera de que se le realicen las correspondientes analíticas.

En Asturias, los test realizados a la joven de 25 años que anoche fue trasladada al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) tras llegar de Venecia han dado negativo en coronavirus, han informado a Efe fuentes sanitarias.

La paciente, que inicialmente se trasladó al hospital avilesino de San Agustín al presentar síntomas, llegó al HUCA -el hospital de referencia en el Principado para el análisis de posibles casos de coronavirus-, en torno a las 22:30 horas, donde fue aislada en un box específico para la realización de las pruebas.

También acudieron al HUCA por precaución un niño y dos chicas que viajaban en el mismo avión, si bien los facultativos descartaron rápidamente un posible contagio, aunque una de ellas dio positivo en gripe B, han las fuentes sanitarias.

Ante el brote registrado en Italia, donde ya hay más de 200 casos confirmados y siete fallecidos, el Ministerio de Sanidad convocó ayer de manera urgente para este martes a las comunidades autónomas con el objetivo de reforzar las medidas de detección precoz.

Tercer infectado en España

En las últimas horas, las pruebas específicas habían descartado casos sospechosos en hospitales de Málaga, Ávila, Murcia, Pamplona y Barakaldo, que resultaron ser en la mayoría de análisis gripes comunes. Se trataba en todos los casos de personas que habían regresado recientemente del norte de Italia, donde el brote de coronavirus ya ha provocado 229 contagios y siete víctimas mortales, todas de avanzada edad y con condiciones patológicas previas.

Este mismo mediodía, el ministro de Sanidad Salvador Illa había comparecido para confirmar que hasta el momento en España no había ningún caso activo y rechazar, de momento, medidas más severas. El del médico italiano de vacaciones en Canarias se trata del tercer caso confirmado de coronavirus en España, y el segundo en este archipiélago.

Un ciudadano alemán se convirtió el pasado 29 de enero en el primer contagio detectado en España, aunque había contraído el virus por contacto con otro enfermo en su país de origen. Fue localizado de vacaciones junto a cinco amigos en La Palma, donde todos pasaron el período de cuarentena pese a dar negativo en los test. El enfermo fue dado posteriormente de alta sin complicaciones.

El segundo caso, un padre de familia británico detectado en Palma de Mallorca, también ha sido dado de alta ya tras superar, junto a su mujer e hijos, el preceptivo período de aislamiento.

La OMS, que este lunes ha alertado de la necesidad de preparar el escenario de una posible «pandemia», aunque todavía no eleva la crisis a ese nivel, ha asegurado al mismo tiempo que la tasa de mortalidad del virus de ubica entre el 2 y el 4% en la ciudad de Wuhan, epicentro del brote, y en un 0,7% fuera de ella, unas siete veces por encima de la tasa de la gripe común, pero lejos de los niveles de mortalidad de otros virus como el MERS o el SARS que provocaron alertas en el pasado.