Salud | Vida Sana

La vacuna del papiloma evita un 90 % de los cánceres de cérvix

Extender la vacuna del papiloma a los varones llegaría a eliminar el cáncer de cérvix o cuello de útero.

Vacuna del papiloma humano. EP

La vacuna del virus del papiloma previene el 90 % de los canceres de cérvix, según ha demostrado un estudio internacional hecho con 18.247 pacientes con cáncer de 50 países y en el que ha participado el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO), según informan fuentes de Efe.

El estudio, que proporciona por primera vez estimaciones globales del impacto del virus del papiloma humano (VPH), y de su vacuna, sobre los principales tipos de cáncer asociados, es la investigación más amplia hecha hasta ahora. El virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más común que existe y se conocen más de 200 tipos de VPH, algunos de los cuales pueden provocar enfermedades asociadas, como verrugas anogenitales o ciertos tipos de cáncer.

La investigación, en la que también ha colaborado el Centro Alemán de Investigación sobre Cáncer (DKFZ), el Laboratorio de Diagnóstico DDL de Holanda, y el grupo de Biología del Cáncer e Infecciones (IARC) de Lyon, ha recopilado y analizado 18.247 muestras de tumores de cérvix, vulva, vagina, ano, pene, y de cabeza y cuello. «El proyecto, que nació en 2003, fue planteado como un estudio internacional lo más controlado posible, y con un tamaño muestral lo suficientemente amplio, para poder obtener estimaciones robustas del impacto del VPH y su vacuna en la prevención de estos cánceres», ha explicado Laia Alemany, líder del estudio.

La identificación de los tipos de VPH que están implicados en estos cánceres reveló que la vacuna que se usa actualmente, la vacuna nonavalente, protege contra los tipos virales presentes en la mayoría de los tumores. Según el trabajo, su aplicación puede reducir a la mitad el total de los casos de cánceres de localizaciones anatómicas asociadas a la infección por VPH y, en concreto, prevenir un 90 % de los casos de cáncer de cérvix.

«Estos resultados sugieren que, con las herramientas de prevención que existen actualmente el cáncer de cérvix podría dejar de ser un problema de salud pública», ha señalado Alemany, que ha destacado que se trata del primer y único estudio que se desarrolla en este campo con un tamaño muestral y una representación geográfica tan amplios.

Una de las principales cuestiones del proyecto era estimar cuál es la proporción, del total de casos de estos tipos de cáncer, que se puede atribuir a la infección por el VPH. En algunos de ellos, la infección por VPH es la causa oncogénica principal, como en el cáncer de cérvix, o un 83 % de los localizados en el ano. En otros, como los tumores en la cavidad oral (4,4 %), la laringe (3,5 %) o la cavidad orofaríngea (22,4 %) existen otros factores cancerígenos, como el consumo de tabaco y alcohol. No obstante, según los investigadores, el cambio de hábitos sexuales y de salud está aumentando la prevalencia del VPH en estos tipos de cáncer. 

Comentar ()