La consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha criticado este domingo que la prórroga del estado de alarma planteada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no contemple seguir con el confinamiento total más allá del 9 de abril y se relajen las medidas: «No puede ser que termine Semana Santa y se vuelva a la situación anterior«.

En una entrevista en Catalunya Radio, ha afirmado que «las medidas de salida deben tomarse cuando toque y cuando los datos lo muestren, no antes» y, en particular, no porque se acabe la Semana Santa, ha puntualizado.

Ha destacado que en Cataluña no se ha llegado al pico de contagios de coronavirus, y ha pedido que no se relajen las medidas «de ninguna de las maneras» a pesar de que sean estrictas.

Además, ha descartado que las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) catalanas estén colapsadas, y ha añadido que en Cataluña hay 1.939 camas disponibles en estos espacios -1.482 ocupadas por pacientes con Covid-19-, «más camas que nunca».

El Govern trabaja en cómo abordar el escenario postconfinamiento, identificando grupos de riesgo y analizando en qué condiciones trabaja cada sector, ha dicho: «No tendremos confinamiento total para siempre, de acuerdo. Pero tendremos medidas».

«Nosotros tomamos decisiones en el marco del Procicat. El estado de alarma nos dificulta que estas decisiones puedan ser ejecutadas en el momento cero, pero las sustentamos», ha dicho, preguntada por si el Govern es competente para tomar estas decisiones mientras siga en vigor el estado de alarma.