El Ministerio de Sanidad ha comunicado telefónicamente a la Consejería de Sanidad que la Comunidad de Madrid pasará el próximo lunes a Fase 1, tal y como han confirmado fuentes de la propia consejería a El Independiente. La región lleva dos semanas intentando avanzar en la desescalada, pero Sanidad estipuló que debía permanecer en la Fase 0, aunque con ciertas concesiones a partir de esta semana. Asimismo, el área metropolitana de Barcelona y los territorios de Castilla y León que faltaban accederán también a la Fase 1, según ha adelantado La Sexta.

Desde el Gobierno regional confiaban en que la Comunidad accediese a esta etapa, dado que el Ministerio de Sanidad alabó las capacidades de su red de Atención Primaria y el diagnóstico de casos sospechosos.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha indicado que, en la reunión bilateral que se mantuvo ayer con el Ministerio para analizar la solicitud de Madrid y su informe técnico al respecto, no se pidió aclaración de ningún dato aportado por la Comunidad y se valoró su «esfuerzo».

«Mis sensaciones son bastante mejores», apuntaba el consejero para añadir que en anteriores encuentros tuvo que «hablar más» de todos los aspectos que luego comunicaron como motivos para mantener a Madrid en Fase 0, sobre todo la capacidad de hacer pruebas PCR y la situación de la Atención Primaria.

En declaraciones a Onda Cero y Antena 3, recogidas por Europa Press, el consejero madrileño apuntaba, no obstante, que el informe sobre la tercera petición de acceso a la Fase 1 de desescalada «lo nuevo» que aporta es la actualización de datos, pues hay más conocimiento de cómo funciona la red de detección. Escudero ha subrayado también que los pacientes en UCI, hospitalización y Urgencias siguen bajando.

Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, sostenía esta mañana que tenía sensaciones «muy positivas» acerca del acceso de Madrid a la Fase 1 de la desescalada este lunes. No obstante, ha pedido a los ciudadanos no tomarlo como una «falsa sensación de victoria» ante el coronavirus, al que todavía no se ha derrotado.

En declaraciones a los medios de comunicación, en las instalaciones de Metro de Madrid, ha hecho hincapié en que este jueves en la reunión bilateral entre el Ministerio de Sanidad y la Consejería, les felicitaron por «la labor hecha en los últimos días y en las últimas semanas. «Queremos ser prudentes y precavidos», ha señalado.

Pero el dirigente madrileño ha recalcado que el paso a la siguiente fase de desescalada no tiene que suponer para los ciudadanos «una sensación de felicidad desmedida» o de pensar que se ha ganado «la batalla», sino todo lo contrario debe suponer «un ejercicio mayor de responsabilidad».