Salud | Vida Sana

Visones con coronavirus: ¿Son peligrosas las 38 granjas que hay en España?

La orden del Gobierno de Aragón de sacrificar casi 100.000 visones de una granja pone el foco en el riesgo de transmisión de esta especie

Granja de visones en Galicia EP

El Gobierno de Aragón ha ordenado sacrificar a casi 100.000 visones americanos del municipio turolense de Puebla de Valverde. La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Aragón ha tomado esta medida debido al gran número de casos que han dado un resultado positivo en la prueba PCR; en total han sido 78 de una muestra de 90, lo que supone cerca de un 90%.

En España existen 38 granjas peleteras dedicadas a esta especie y se encuentran repartidas en diversas comunidades. Galicia es la que más tiene: cerca de 31 granjas. El resto se localizan en Castilla y León, el País Vasco, la Comunidad Valenciana y Aragón.

Actualmente no se sabe el número de granjas que pueden estar afectadas por la enfermedad, porque no se han hecho las pruebas en todas. Desde WWF apuntan que los visones americanos son una de las especies invasoras más peligrosas del mundo. Tienen una muy buena capacidad de adaptarse a los entornos y colonizarlos. Por lo que las consecuencias ya no son solo el daño en el entorno, sino el serio problema de salud pública.

Granja de Puebla de Valverde en la provincia de Teruel EFE

Las investigaciones apuntan a que esta especie invasora supone un riesgo para la salud porque puede transmitir la enfermedad a los humanos, además no presentan ningún síntoma. Y también se considera que puede actuar como reservorio del virus, lo que significa que puede permanecer en esta especie y volver a contagiar a humanos una vez que ya esté controlada.

Los casos en esta granja de Teruel comenzaron a multiplicarse en el mes de abril, cuando siete de los trabajadores de la granja dieron positivo en coronavirus. Se cree que fue un el un trabajador quien contagió a los animales.

En el mes de mayo, ante el riesgo de que la enfermedad se descontrolara, las autoridades aragonesas decidieron inmovilizar la granja. Realizaron las pruebas de la enfermedad a los animales pero casi no se hallaron contagios. Sin embargo, dos meses más tarde decidieron volver a realizar las pruebas y se detectó un elevado número de casos.

Desde entonces, la expansión entre los animales ha sido muy rápida, como demuestran las pruebas realizadas. No obstante, el departamento del Gobierno aragonés comunicó que no tenía certeza absoluta de que los animales fueran los transmisores de la COVID-19.

La organización medioambiental WWF se ha puesto en contacto hasta dos veces con el Gobierno. Según Laura Moreno «el Ministerio de Agricultura y Alimentación ha respondido que adoptarán diferentes medidas preventivas para controlarlo».

WWF viene denunciando el negocio de las granjas de visones americanos desde hace años por el riesgo que suponen para el ecosistema español. Desde el año 2011, el Gobierno español los considera una especie invasora. Supone un importante riesgo para otras especies autóctonas como aves. Un claro ejemplo de ello, según los ecologistas, es la importante reducción que ha sufrido la población de visones europeos, llegando a su casi extinción. Esta organización ha lanzado una campaña a favor del cierre de las granjas.

Comentar ()