Salud | Vida Sana

La oleada de brotes no frena las fiestas entre los jóvenes

Marbella, Alcorcón o Nieva de Cameros son sólo algunos de los muchos municipios españoles en los que se han saltado las medidas de seguridad e higiene

logo
La oleada de brotes no frena las fiestas entre los jóvenes

Desmantelan una fiesta en un barco en Isla de Arousa (Pontevedra). EP

Resumen:

La pandemia de coronavirus ha tenido a los españoles confinados durante tres meses y las fases de desescalada han restringido parcialmente los movimientos alrededor de un mes más. En los últimos siete días, han fallecido en España, según los últimos datos que ha aportado este lunes el Ministerio de Sanidad, 26 personas, mientras que 562 han tenido que ser hospitalizadas. Hasta este principio de agosto, se han registrado 560 brotes activos, en lo que parece ser una paramnesia que vuelve a recordarnos que, a estas alturas, la enfermedad aún no ha abandonado nuestras fronteras.

Sin embargo, la crisis sanitaria no consigue frenar, en la medida en la que sería necesario, la fiesta en nuestro país. La Junta de Andalucía está investigando qué ocurrió el pasado fin de semana en una fiesta en Torremolinos (Málaga), en la que los asistentes grabaron a uno de los miembros del dúo Les Castizos escupiendo una alcohol al público. A pesar de que este joven pidió disculpas en un vídeo en la cuenta de Instagram del grupo por haber cometido «un error imperdonable» en un «momento de diversión», la difusión en redes sociales de este episodio ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Además, la Policía Local de Sevilla ha interpuesto este fin de semana 87 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública y ha inspeccionado 46 establecimientos, de los cuales diez han sido amonestados.

También en Andalucía, en la discoteca Opium Beach de Marbella, se celebró el sábado una fiesta en la que no se guardaban las distancias de seguridad ni los asistentes llevaban mascarilla. Este local publicó un comunicado en su cuenta de Instagram en el que informaban de que habían realizado test a sus empleados «para garantizar nuestra seguridad y la de nuestros clientes» y en el que afirmaban que «desde el primer día hemos fomentado la importancia de cumplir con todas las medidas de higiene, seguridad y distanciamiento».

En Córdoba, se registró a su vez otro brote vinculado a una fiesta de ocio nocturno, que afectó a 110 personas. A su vez, dos discotecas de Mojácar (Almería) han sido el escenario de origen de un brote de 20 positivos, según documentó este domingo la Junta de Andalucía. Estos locales de ocio nocturno se cerraron el viernes tras conocerse el primer positivo y se está realizando un seguimiento de las personas con las que los contagiados han estado en contacto.

En Madrid, desde el 1 hasta el 29 de julio, se han notificado en el distrito Centro 1.133 multas por consumo de alcohol en las calles, lo que supone casi el doble de las registradas durante el mismo periodo del año pasado. Ya en junio, las autoridades informaron de que, durante la entrada en la llamada «nueva normalidad», se habían puesto 1.432 multas frente a las 1.579 en el mismo mes de 2019.

Asimismo, sólo en Alcorcón las autoridades tramitaron 21 denuncias por hacer botellón, tal y como informa Europa Press. Los botellones «son ilegales siempre, pero ahora, además de ser ilegales son muy peligrosos porque se puede provocar la propagación de esta epidemia», afirman desde el ayuntamiento del municipio madrileño.

En Nieva de Cameros (La Rioja) los servicios de vigilancia epidemiológica de la región identificaron un brote de Covid-19, asociado al ámbito del ocio. Los afectados son cuatro jóvenes que presentan síntomas leves y que se encuentran en aislamiento en sus respectivos domicilios. El Ayuntamiento de Nieva de Cameros y Montemediano aisló el domingo «por precaución» una veintena de vecinos de la localidad tras estar en contacto con un infectado, aunque aseguran que se trataba de «una persona de fuera de La Rioja» que «acudió a una cita sanitaria programada en su Centro de Salud de referencia [y] resultó positiva».

En Galicia, la sección de Salvamento Marítimo de la Guardia Civil desmanteló el 26 de julio una fiesta en un barco en Isla de Arousa (Pontevedra), en la que participaban una veintena de personas sin mascarilla y sin respetar la distancia de seguridad.

El lunes por la mañana, Extremadura pidió prohibir las reuniones privadas con más de 15 personas tanto en domicilios como en el campo, así como los botellones, como ya han hecho antes otras comunidades autónomas. La Junta ha remitido al juez un extenso informe de salud pública en el que se pone de manifiesto que más del 54% de los casos actuales con origen conocido en la región tienen que ver con encuentros familiares.

El jueves pasado, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando simón, explicó que, entre los focos activos hasta ese momento, el 34% se habían desencadenado a partir de actividades relativas al ámbito social y afectaban a más de 2.300 contagiados.

Sanidad ha percibido un importante incremento de los brotes relacionados con reuniones familiares y fiestas privadas, en los que se han detectado más de 90 brotes y alrededor de 770 casos, y con aquellos vinculados a los locales de ocio, con al menos 30 brotes y más de 1.100 casos.

Comentar ()