Salud | Vida Sana

Estas son las 16 zonas de Madrid en riesgo de confinamiento

Isabel Díaz Ayuso no ha rechazado que se acaben extendiendo "de manera autonómica" y ha asegurado que "donde tengan que actuar, lo harán"

EP

La incidencia acumulada en Madrid continúa aumentando. Un total de 37 zonas básicas de salud de la región están sometidas desde ayer a restricciones a la movilidad en la capital y en los municipios de Fuenlabrada, Humanes de Madrid, Moraleja de Enmedio, Parla, Getafe, San Sebastián de los Reyes y Alcobendas. Según la última actualización de los datos que publica cada martes la Comunidad, en este momento hay otras 16 áreas en las que la incidencia acumulada se acerca peligrosamente a la de las zonas restringidas.

Se trata de Lavapiés en el distrito Centro, Orcasitas en Usera, Canillejas en San Blas-Canillejas, Campo de la Paloma y Rafael Alberti en Puente de Vallecas, San Isidro en Carabanchel, Villaamil en Tetuán, Vicálvaro en Casco Histórico de Vicálvaro, García Noblejas en Ciudad Lineal y San Blas-Canillejas, Alcalde Bartolomé González en Móstoles, Doctor Trueta y Miguel Servet en Alcorcón, Villa del Prado, Sierra de Guadarrama en Collado Villalba, Panaderas en Fuenlabrada y Las Fronteras en Torrejón de Ardoz.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, explicó el pasado viernes que, para establecer qué zonas tienen restricciones, se tiene en cuenta que la incidencia acumulada sea superior a los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, pero también se evalúa si ésta incidencia se está elevando en ese momento o si hay contigüidad geográfica que pueda facilitar el control perimetral de la movilidad.

Ayuso ha avanzado que el Gobierno regional estudia extender las restricciones de movilidad a «otras muchas» zonas y no ha descartado que pudiesen llegar a aplicarse en toda la autonomía. «Anuncio que no va a ser sólo en esas 37 áreas, en todas las zonas; porque a mí no me sabe bien, y esto sé que está sucediendo, lo veo, que a partir de mañana o pasado haya un bar en Vallecas o en Usera que cumple todas sus normas, que a las diez esté cerrado, y que todo el mundo esté de copas como si no pasará nada a las once o a las doce en Chamberí, en Salamanca, en Chamartín…», ha señalado en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press.

La presidenta madrileña, que no ha rechazado que se acaben extendiendo «de manera autonómica», ha detallado que ahora lo que están haciendo es viendo dónde hay zonas donde el contagio en «muchísimo mayor» para aplicar de manera «más severa las restricciones». «Pero seguirán», ha apuntado. Ayuso ha defendido que estas medidas no van por barrios «por una cuestión de estigmatizar a ciudadanos» sino para «evitar el virus». Así, ha insistido en que «donde tengan que actuar, lo harán».

En este sentido, ha recordado que ya están «cerrando a la una la restauración y bajando aforos» en toda la Comunidad pero ha remarcado que «hay unas medidas adicionales en esas zonas donde se ha demostrado que el contagio es todavía muchísimo mayor». En estos lugares los contagios están por encima de los 1.000 por 100.000 habitantes y el umbral lo deciden los «técnicos de la Consejería de Sanidad».

Comentar ()