Salud | Vida Sana ENTREVISTA | Javier de Castro, autor de 'Cáncer, manual de supervivencia'

El jefe de Oncología de La Paz: "El terror al cáncer responde a un estereotipo del pasado"

El doctor e investigador publica un libro dirigido a enfermos oncológicos y sus familiares para ayudarles en el "viaje" que se desencadena con el diagnóstico.

Javier de Castro, jefe del Servicio de Oncología de La Paz (Madrid). Luis Malibrán

En 2020, ser diagnosticado de cáncer conlleva aún un estigma, una mala prensa que no se corresponde con la perspectiva real de la enfermedad. Así lo ve Javier de Castro, investigador y jefe de Oncología en el Hospital La Paz de Madrid, que cree que «el terror al cáncer responde a un estereotipo del pasado».

Tras 25 años de experiencia con enfermos de cáncer, De Castro publica Cáncer, manual de supervivencia (Alienta), una obra explicativa dirigida a los enfermos de cáncer y sus familiares con la que «ayudarles en su proceso y con todas las incertidumbres que genera el momento de casi terremoto que genera el diagnóstico y el viaje que sigue».

Reconoce el oncólogo que este libro llega en «un momento terrible, porque la primera oleada de marzo supuso que los hospitales quedaran casi únicamente dedicados al Covid y que los enfermos de cáncer afrontasen una doble amenaza».

El impacto de la pandemia

La alerta perjudicó a los enfermos oncológicos pero sobre todo a aquellas personas que se encontraban en el proceso previo al diagnóstico. «Dejaron de acudir al sistema, por miedo y por el propio colapso del sistema y se ha producido un retraso en los diagnósticos. Por eso los oncólogos estamos advirtiendo que es importante estar atentos a los signos de alarma y, en el caso de los pacientes, si detectan algo que busquen asistencia sanitaria», indica el oncólogo.

Frente a la incertidumbre que puede suponer esa falta de asistencia – hace pocos días salía a la luz la historia de una enferma de cáncer que había muerto sin recibir atención presencial y es patente el colapso en Atención Primaria-, De Castro reconoce las dificultades pero asegura que en hospitales como el suyo se está reforzando la coordinación con Atención Primaria para que la atención a quienes presenten signos de alarma para agilizar la atención y reducir el tiempo hasta el diagnóstico.

Para evitar que aumenten esos retrasos es fundamental, subraya De Castro, controlar cuanto antes la pandemia: «Frenar una segunda ola es importante no sólo para evitar colapso en los hospitales sino para que no nos tengamos que olvidar del resto de patologías como ocurrió en marzo». No obstante, los hospitales están ahora «mucho más preparados», a juicio del médico, «con circuitos paralelos en la mayoría de los hospitales que permitirán mantener la actividad asistencial».

Y es que recuerda De Castro que «el 30% de la actividad asistencial de un hospital está relacionada de una u otra manera con el cáncer» y que aunque «aún es pronto para evaluar el impacto de la pandemia, todo retraso en el diagnóstico supone un problema».

Revolución en los tratamientos

El médico, que también coordina la Unidad de Innovación del Instituto de Investigación del hospital, «igual que ha ocurrido con la tecnología, los procesos diagnósticos y terapéuticos el cáncer han sufrido una revolución en los últimos 10 años y en los próximos va a seguir mejorando».

Habrá mejoras en los diagnósticos, «serán mucho más precisos, moleculares, a través de la sangre, incluso años antes de que se manifieste la enfermedad» pero también en los tratamientos, «dirigidos, individualizados y de inmunoterapia», explica De Castro.

«El cáncer es una enfermedad de nuestras células y seguirá existiendo, pero podremos identificarla mucho antes y tratarla de forma individualizada por lo que se podrá hablar, no sólo de curaciones, que es relativo, pero sí de un avance espectacular», concluye.

Comentar ()