Salud

Líneas saturadas y agendas desbordadas, "colapso" en Atención Primaria en Madrid

Médicos denuncian que la realización de PCR, bajas y rastreo de contactos están ocupando la mayoría de su tiempo y que la situación es de "colapso" en los centros de salud, a cuyas puertas se han concentrado este martes los profesionales de la región.

Manifestaciónen la Comunidad de Madrid para protestar por el "abandono y el desprecio a los profesionales" por parte del Gobierno regional. EFE/ J.J. Guillén

Los médicos de Atención Primaria (AP) de Madrid hablan de “colapso”, de “abismo absoluto”. Son algunos de los adjetivos que utiliza Julián Ezquerra, presidente del sindicato mayoritario de médicos de Madrid (AMYTS) para denunciar la situación que está viviendo la Comunidad de Madrid en esta segunda ola de la epidemia de coronavirus.

“Estamos viendo agendas de hasta 90 pacientes diarios [cuatro minutos por paciente] cuando lo normal sería no pasar de 30 0 35”, explica Ezquerra, que denuncia que el punto de partida en la Comunidad de Madrid ya afectada por los recortes ha hecho que la pandemia haya «bloqueado totalmente el sistema».

Aunque este mismo lunes la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunciaba un «plan de acción» con 80 millones de euros a tres años para la Atención Primaria de la región, «es una cantidad muy escasa y que llega tarde, cuando la Atención Primaria ha reventado. Hace falta contratar a profesionales y abordar el problema ya», incide Ezquerra.

El plan también ha dejado «helado» al médico de familia Vicente Baos, quien cree que la respuesta se necesita «aquí y ahora». «Han dejado que la situación se deteriorase, la pandemia ha sacado a la luz y ha amplificado los problemas», explica el médico. «Se diseña la atención telefónica, pero si no se apoya con líneas, con personal administrativo, pasa que no se da abasto», añade, a lo que suma «la grave crisis de recursos humanos».

«Hay que sacar las PCR y la evaluación de los contactos porque están robando dos tercios del tiempo de médicos y enfermeras», afirma, «están aumentando y eso está impidiendo que se atienda a pacientes no covid, que pasan a segundo plazo. Eso nos pilló a todos desprevenidos en la primera oleada. Ahora no»; incide Baos. «Esto es una cascada que va salpicando a todos hasta el colapso social», lamenta el médico.

Este lunes también el Foro de Atención Primaria (compuesto por profesionales de las principales asociaciones médicas) lanzaban un duro mensaje sobre la situación de AP que calificaban de “crónica de una muerte anunciada”. «Están preocupados por carecer del tiempo necesario para atender a las familias y para seguir ofreciendo una medicina resolutiva y de calidad como silenciosamente ha realizado antes y durante la pandemia. Están ahogados por el deber deatender las decenas de citas telefónicas para dar resultados de las PCR, peticiones de realización de certificados en muchas ocasiones absurdos e innecesarios y solicitudes infinitas de bajas laborales de casos sintomáticos, asintomáticos o contactos estrechos. Muchos médicos llevan semanas sin poder terminar de realizar todas las consultas telefónicas ni presenciales citadas en su jornada de trabajo. Y todo ello, sin haber empezado todavía el otoño», reza el comunicado.

Este foro ha lanzado una serie de medidas que consideran necesario abordar para ser capaces de seguir ofreciendo la asistencia necesaria y entre las que se incluyen externalizar las unidades de realización de PCR y comunicación de resultados, restringir las indicaciones para realización de PCR, la contratación de más personales para el rastreo, la mejora de la red de telefonía y la disminución del trabajo burocrático como las bajas que no sean médicas. Así mismo, piden incrementar las indicaciones para la vacuna de la gripe y el periodo de vacunación.

De «proxima al colapso» también define la situación el Colegio de Médicos de Madrid, que hace cinco días urgía por carta al consejero de Sanidad de la región, Enrique Ruiz Escudero, a la «puesta en marcha urgente de un plan de contingencia» que contase con el aval de los médicos. «Los profesionales siguen sufriendo la situación de desborde que repercute en la calidad asistencial».

La pandemia ha propiciado un cambio en la actividad asistencial que ha sobrepasado la capacidad de la atención primaria. «Las citas se están dando para una semana más tarde, la gente se acumula en las puertas de los centros ante la imposibilidad de contactar por teléfono con su centro de Salud, las líneas están saturadas… Desde hace meses estamos denunciando la situación y se han perdido un tiempo enorme para actuar», denuncia el presidente de AMYTS.

La realización de partes de bajas por aislamiento en los médicos de familia también ha sido criticada por los médicos, que consideran que no son causas médicas y por tanto no es su competencia, además de que contribuye a redundar en la sobrecarga laboral.

Así, la Atención Primaria tiene convocada una huelga a partir del 28 de septiembre en la región y este mismo martes se han celebrado concentraciones a las puertas de centros de salud y hospitales a mediodía para defender la Sanidad Pública. «Este colapso en atención primaria también ha llegado a Urgencias y el incremento de camas ocupadas por COVID-19 es ya del 21% y en las UCIS del 50%. Nos acercamos peligrosamente a la grave situación de la primera ola», advierte Ezquerra.

Comentar ()