Cumbre del Clima

Nutrición

Carcedo: "España tiene un potente sistema de seguridad alimentaria"

logo
Carcedo: "España tiene un potente sistema de seguridad alimentaria"
Más alimento, menos desperdicio es la estrategia del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para reducir el desperdicio alimentario.

Los españoles desperdician un 4% menos de alimentos que hace dos años. EP

Resumen:

Las cuestiones del clima también afectan a la alimentación y, más en concreto, a la seguridad alimentaria. De hecho, esta mañana se ha celebrado en el contexto de la Cumbre del Clima la jornada «Seguridad alimentaria en España, que ha clausurado la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo.

La ministra ha defendido “el potente sistema de seguridad alimentaria” de España, reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los mejores a nivel mundial y preparado para cualquier contingencia que sea necesario atender.

Según ha recordado, este sistema se ha ido construyendo mediante la integración del conocimiento científico, la legislación, el autocontrol de las empresas, la vigilancia oficial del cumplimiento efectivo de los sistemas de autocontrol y una red rápida de información que impide que los alimentos puedan convertirse en un riesgo grave para la salud de los ciudadanos.

Carcedo ha destacado “el papel clave” que han venido desempeñando de forma coordinada la Administración General del Estado, las comunidades autónomas y las empresas del sector: “El sistema de seguridad alimentaria es efectivo y existe un gran nivel de coordinación”.

No obstante, la ministra ha reconocido que “ocasionalmente pueden surgir riesgos con potencial repercusión en la salud pública”. En estos casos, ha insistido, el sistema debe “aprender” de todas las incidencias, alertas y crisis.

“Es nuestra obligación utilizar cualquier oportunidad para mejorar continuamente el sistema de seguridad alimentaria”. El Ministerio está trabajando con las autonomías para reforzar el control
oficial, mejorar el sistema de red de alertas, incrementar la colaboración con el sector alimentario y mejorar la comunicación con la ciudadanía.

Según ha detallado, se van a fortalecer los programas de inspección de establecimientos y de auditoría de los sistemas de autocontrol en establecimientos, “profundizando en su contenido y dotándolos de una mayor armonización”.

En esta línea se está trabajando también, en coordinación con las comunidades autónomas, para desarrollar a nivel nacional criterios comunes para establecer un protocolo armonizado de frecuencias mínimas de los controles en base al riesgo e implantar un “sistema nacional de auditorías” en el que se fomente el intercambio de auditores entre las diferentes comunidades autónomas y la AESAN.

Respecto a la mejora de los Sistemas de Redes de Alertas Alimentarias, Carcedo ha explicado que se está trabajando con las comunidades autónomas para revisar todos los procedimientos en vigor, alineándolos con los nuevos procedimientos de la Comisión Europea.

Por otra parte, el Ministerio está trabajando para incrementar la colaboración con el sector alimentario, “imprescindible a la hora de gestionar una alerta”. La AESAN y las diferentes asociaciones de sector alimentario van a promover el desarrollo de una guía nacional de actuación sobre la gestión de la retirada de producto en casos de alertas por parte del sector alimentario.

Finalmente, la ministra ha explicado que también se está reforzando la respuesta del sistema de seguridad alimentaria para mejorar la comunicación con la ciudadanía.

Carcedo ha concluido su intervención recordando que se está trabajando en la revisión del protocolo de vigilancia de la listeria. Según ha añadido, se está trabajando también en el desarrollo de la Ley General de Salud Pública para elaborar una Estrategia de Vigilancia en colaboración con el Instituto de Salud
Carlos III y con las comunidades autónomas.