Salud | Vida Sana

El efecto nocebo, cuando el medicamento (aunque sea placebo) te sienta mal

logo
El efecto nocebo, cuando el medicamento (aunque sea placebo) te sienta mal
Efecto nocebo, cuando el medicamento te sienta mal.

Efecto nocebo, cuando el medicamento te sienta mal. EP

Resumen:

A veces, el médico puede percibirlo nada más recetar el tratamiento. “Hay gente que empieza a protestar en cuanto oye el nombre del fármaco, ahí ya sabes que es probable que le produzca efectos secundarios negativos”, afirma el catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo y presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), Julio Bobes.

El efecto nocebo es conocido como el “hermano malo” del placebo y sus efectos son casi tan frecuentes como los del placebo, según destaca Bobes. Sufrirlo implica que un tratamiento médico o farmacológico siente mal, incluso cuando se está tomando una sustancia inerte.

“Cuando damos una píldora de azúcar a un determinado grupo de pacientes, hasta el 30% podrán experimentar beneficios, es decir, efecto placebo. Pero además, hasta el 25% percibirán efectos negativos, lo que conocemos como efecto nocebo”, explica el presidente de la SEP.

A veces, el médico puede percibirlo nada más recetar el tratamiento. “Hay gente que empieza a protestar en cuanto oye el nombre del fármaco, ahí ya sabes que es probable que le produzca efectos secundarios negativos”, afirma el catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo y presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), Julio Bobes.

El efecto nocebo es conocido como el “hermano malo” del placebo y sus efectos son casi tan frecuentes como los del placebo, según destaca Bobes. Sufrirlo implica que un tratamiento médico o farmacológico siente mal, incluso cuando se está tomando una sustancia inerte. “Cuando damos una píldora de azúcar a un determinado grupo de pacientes, hasta el 30% podrán experimentar beneficios, es decir, efecto placebo. Pero además, hasta el 25% percibirán efectos negativos, lo que conocemos como efecto nocebo”, explica el presidente de la SEP.

Estos efectos suelen ser digestivos –malestar o náuseas – pero también pueden afectar a la inestabilidad o provocar mareos. “Se da en la población general, sin diferencias significativas por edad o sexos. En psiquiatría, por ejemplo, afecta más a los pacientes de trastornos mentales comunes, como la ansiedad o la depresión, que a otros con enfermedades mentales graves como la psicosis”, indica Bobes.

Aunque los estudios sobre el efecto nocebo son menos numerosos que los de su hermano placebo, un reciente análisis demostraba que un mayor precio influye en que los pacientes perciban más efectos secundarios negativos. Publicado en la revista Science, el estudio hacía referencia a los pacientes que dejan los tratamientos debido a los efectos secundarios en los ensayos clínicos, incluso cuando están recibiendo placebo en lugar de medicación. Por ello, este equipo de investigadores estudió si el precio tenía algo que ver con dichos efectos y comprobaron que, a mayor precio, mayores eran los efectos negativos percibidos.

Un estudio probó que a mayor precio de un fármaco, mayores eran los efectos negativos percibidos

En su experimento, los científicos trataron a 49 pacientes con una supuesta crema contra los picores que, en realidad, no tenía ningún principio activo. Sin embargo, se les dijo que la crema tenía un potencial efecto secundario de mayor sensibilidad al dolor. Se dividió en dos a los pacientes y se les dio la misma crema pero con diferente empaquetado y se les informó de precios muy diferentes. Así, los que se trataron con la crema más cara sufrieron peores efectos y más extendidos en el tiempo y los investigadores identificaron partes de la médula espinal que se activaron durante el tratamiento.

También recientemente, en el III Congreso Nacional de Técnicos de Farmacia, dos expertas del Hospital de Úbeda (Jaen) insistían en que es “fundamental” conocer el efecto nocebo de los medicamentos. Carolina Navarro y Bienvenida Martínez reconocían que, pese a que es poco conocido, el efecto nocebo es “influyente” en la seguridad de los tratamientos y afecta especialmente a los medicamentos genéricos, según recogía Europa Press.

A veces los efectos no son un resultado de la acción del fármaco sino “consecuencia de las expectativas pesimistas propias, es decir, el efecto nocebo, surgidas en contextos terapéuticos de descrédito, especialmente si el fármaco utilizado es un genérico”, decían estas expertas.

Para Bobes, “el efecto radica en la actitud del paciente. Hay gente más propensa a experimentar efectos por los medicamentos, tanto positivos como negativos, y el médico trata de fomentar esos efectos positivos y minimizar los negativos”. El psiquiatra insiste en la importancia de convencer al paciente de que acepte la medicación o tratamiento pues en algunos casos, esa negatividad puede llevarles a dejar la medicación o negarse a hacerse determinadas pruebas. “En la mayoría consigue desmontarse la negatividad con apoyo psicológico y un seguimiento continuado”, concluye Bobes.