Los brotes de coronavirus que se han detectado en dos residencias de la Comunidad de Madrid han levantado las alarmas, tanto porque se han conocido a través de sendos fallecimientos como porque en ellos se concentra la población más vulnerable. Un hombre de 76 años en una residencia en Valdemoro y una mujer de 99 en otra residencia de la capital.

En total, son ya cinco los fallecidos por el Covid-19 y 345 los infectados en España, 82 más que ayer en el mayor repunte de casos producido hasta ahora.

«Los dos focos detectados en centros sanitarios nos preocupan especialmente», ha reconocido Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias, porque el coronavirus puede tener en ellos «una letalidad algo mayor». De hecho, cuatro de los infectados en la residencia de Valdemoro están actualmente en la UCI.

Sin embargo y pese a que ayer se conoció que la Comunidad de Madrid está valorando el cierre de los centros de día, Simón ha descartado un cierre generalizado de estos centros en España. «Las decisiones se tienen que tomar en relación a las circunstancias de cada lugar», ha afirmado, «no en una comunidad entere sino en una zona muy concreta es donde este tipo de decisiones se tienen que valorar».

Tampoco se plantea Sanidad de momento elevar el nivel de alerta de la actual contención (en la que se cree que se puede llegar a contener el virus) a un nivel 2 en el que hablaría de mitigación y se consideraría que la transmisión local está descontrolada. «No se cumple el criterio para cambiar de escenario», ha dicho Simón, que ha incidido en que «casi el 92% de los casos son importados o están asociados a otros conocidos y, por tanto, no hay transmisión comunitaria generalizada».

España es el cuarto país europeo con más casos por detrás de Italia, con 3.800, Alemania con 534 (185 desde ayer) y Francia con 423 (46 desde ayer). El lado positivo está en China, donde los casos van en descenso.