Salud

Sanidad afirma que la vuelta al trabajo no ha afectado a la epidemia

Pasajeros de Cercanías en Madrid. EP

La vuelta al trabajo tras las dos semanas de hibernación de la economía, cuando España paró todas las actividades no esenciales «no ha tenido un impacto importante en la transmisión de la epidemia». Así lo ha asegurado hoy Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, tras el Comité Técnico de Gestión del Coronavirus. La transmisión del virus «se mantiene más o menos a los mismos niveles que durante el permiso retribuido recuperable», ha incidido Simón.

Es desde hace «tres o cuatro días», ha dicho el epidemiólogo, cuando se ha podido empezar a valorar esta incidencia ya que «los casos notificados corresponden a infecciones contraídas entre 10 y 15 días antes, a los que hay que sumar el período de incubación, inicio de síntomas, asistencia al centro sanitario y diagnóstico». Los trabajadores se incorporaron a sus puestos entre el 13 y 14 de abril, tras la Semana Santa.

Simón ha realizado esta valoración en una jornada en la que se han notificado 2.796 contagios a través de pruebas PCR, unas infecciones que se producen ya fundamentalmente en «residencias de ancianos, hogares y en el ambiente sanitario», ha detallado Simón.

También ha hablado hoy el portavoz de Sanidad sobre el esperado estudio de prevalencia, cuyo inicio aún no está fijado y que deberá aportar información fundamental para iniciar la desescalada en España. Un estudio que según indicaba ayer Simón, arrojará resultados preliminares desde la primera semana y cuyas conclusiones se complementarán con otros criterios para el inicio de la actividad.

Criterios que aún se están discutiendo, según el epidemiólogo, pero que tienen que ver con dos aspectos a valorar conjuntamento, «tener capacidad de respuesta mejor que la actual para un posible rebrote», algo que se traduce en camas de hospital y UCI «mejor preparadas de las que tenemos ahora mismo», así como en garantizar sistemas de vigilancia y reducir retrasos en la notificación. El otro aspecto es el nivel de transmisión, que según Simón «no tiene que ser cero para comenzar a iniciar actividades ni tampoco tiene por qué ser el mismo en dos comunidades autónomas». Los detalles de las cifras concretas que tendrían que alcanzarse «se están valorando a nivel nacional e internacional», ha añadido.

Simón ha descartado de momento hacer pruebas a la población de pruebas masivas, que sin embargo se «podría plantear una vez tengamos los resultados del estudio nacional»

Comentar ()