Salud

Sanidad sigue sin dar datos de residencias 12 días después de recopilar la información

El ministro de Sanidad, Salvador Illa. EFE

¿Cuántos ancianos han fallecido en las residencias por coronavirus? ¿Cuántos se han infectado? Es una de las mayores incógnitas de esta epidemia y una de las cuestiones que más se repiten tanto al Comité Técnico de Gestión del Coronavirus (ahora Comité Técnico de la Desescalada) como al ministro de Sanidad, Salvador Illa, sin que hasta el momento el Gobierno ofrezca respuesta.

Y es que uno de los lugares donde el COVID-19 se ha mostrado con más crudeza es en estos centro, donde distintos brotes han dejado cientos o miles de muertos en residencias por toda España, un número que el Gobierno aseguró que daría a conocer tras pedir los datos a las comunidades autónomas. Lo hizo a través de una orden el pasado 4 de abril el Gobierno que daba como plazo máximo el 8 de abril para el envío de «toda la información» acerca de las residencias de ancianos.

Aunque algunas regiones se retrasaron en el envío de la información, Sanidad reconoció que ya tenía todos los datos en su poder el pasado 17 de abril – hace 12 días – e incluso el 23 de abril Fernando Simón apuntó a que los datos se darían a conocer «en breve».

Sin embargo este miércoles de nuevo el ministro de Sanidad ha evitado ofrecer los datos y ha eludido dar explicaciones sobre la pregunta de «qué está pasando con los datos para que aún no se hayan dado» 12 días después de que su departamento reconociera que tenía toda la información. «En cuanto los tengamos disponibles, los daremos a conocer», ha zanjado.

Estas respuestas las ha ofrecido Illa en una comparecencia junto al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en la que han informado acerca del plan de desescalada que ayer dio a conocer el Ministerio del Gobierno pero que ha dejado multitud de incógnitas que se despejarán, según ha avanzado Illa, en distintas órdenes. Ha anunciado que mañana jueves se publicará, por ejemplo, la relativa a la fase 0 que comenzará este lunes y en la que se podrán abrir peluquerías con cita previa o se permitirá el ejercicio individual, según el ministro, que también ha afirmado que «se podrán revisar las condiciones de la salida de los niños».

«No valen las carreras a ver quién desescala más rápido»

Illa ha resaltado hoy que «el plan de transición a la nueva normalidad se asienta en tres pilares», que ha afirmado son el control – los mecanismos de seguimiento de los parámetros que permitirán a las provincias o unidades territoriales pasar de fase -, la prudencia y la unidad, que «el Gobierno ha buscado y seguirá buscando».

El plan será gradual y asimétrico, de manera que irá evolucionando en cada provincia según se cumplan los parámetros establecidos, pero no, ha incidido Illa, una competición. «No valen las carreras de a ver quién desescala más rápido», ha dicho el ministro.

Para la concrección de este plan se reúne esta tarde Illa con los consejeros autonómicos en la que es ya la decimocuarta reunión desde el inicio del Estado de Alarma, como ha recordado el ministro.

Pese al aumento constante de contagios entre el personal sanitario – que afecta ya a cerca de 40.000 profesionales en toda España, Illa ha reconocido hoy que no dispone del número de test realizados a este colectivo, que continúa denunciando la falta de pruebas diagnósticas.

Comentar ()