Las autoridades sanitarias de Cataluña están preocupadas por el incremento de contagios de Covid-19 detectado en las últimas semanas en adolescentes y jóvenes, que el director general de Profesionales de Salud, Marc Ramentol, ha atribuido a «su forma de socializarse, más cercana entre ellos».

En una entrevista en TV3, Ramentol ha revelado que desde finales de mayo están detectando «un incremento de casos entre jóvenes y adolescentes, de entre 15 a 29 años y que es un elemento de especial preocupación».

«No es un número alto -ha puntualizado-, unos 5,8 casos por cada 100.000 habitantes, pero nos preocupa la tendencia, que va al alza».

El director general ha atribuido este incremento de positivos de Covid entre jóvenes «a la manera específica que tienen de socializarse, por eso recomendamos que la socialización se haga entre grupos estables y no amplios, pero sabemos que eso no liga con la forma de socialización de los adolescentes».

La Generalitat está haciendo planes específicos para la nueva normalidad por sectores y uno específico para residencias de mayores

Ramentol ha insistido en seis medidas de prevención de la Covid: higiene de manos; uso de mascarillas; distancia de 1,5 metros; intentar socializarse en grupos lo más estables posibles, evitando aglomeraciones; escoger actividades al aire libre o en lugares bien ventilados donde la capacidad de transmisión de virus decae; y autorresposabilidad y autovigilancia de síntomas para acudir al médico enseguida si se detectan que son compatibles con un cuadro de infección.

El director general, que ha dicho que la Generalitat está haciendo planes específicos para la nueva normalidad por sectores y uno específico para residencias de mayores, ha afirmado: «continuamos en crisis sanitaria, continuaremos teniendo casos y brotes, pero nuestra esperanza es que los podremos ir controlando».

Sobre la propuesta de que la cuarentena por el Covid pase de 14 a 10 días, ha dicho que de momento «sólo es una propuesta y no está cerrada, aunque como cada vez tenemos más conocimiento del virus es lógico que vayamos modulando nuestras recomendaciones y esa es una de las medidas que se ha propuesto».

Respecto a la vuelta al colegio en septiembre de los escolares, Ramentol ha recordado que los menores tienen «una afectación clínica muy leve y parece que son más o menos resistentes al virus y consecuentemente menos contagiosos, en contra de la gripe, que son grandes transmisores de la gripe».

«En el caso de coronavirus -ha agregado- no parece que los niños sean grandes transmisores, por eso intentaremos en septiembre buscar la máxima normalidad en los objetivos docentes, con el mantenimiento de medidas de protección».

Ramentol no se ha mostrado partidario de obligar a tomar la temperatura a los escolares porque «no es una medida que goce de gran evidencia, no lo pondremos en la primera página de las recomendaciones a los centros educativos porque la fiebre es un síntoma fácilmente enmascarable con un paracetamol».

Los datos que aportan las funerarias «es el registro más próxima a la realidad»

En cuanto al polémico recuento de víctimas mortales de la pandemia, Ramentol ha defendido que el método empleado por Cataluña, que cuenta los fallecimientos a través de los datos que aportan las funerarias «es el registro más próxima a la realidad» aunque ha reconocido que la mortalidad exacta «sólo lo podremos tener a posteriori después de examinar cada uno de los casos».

El director general ha reconocido que hay «mucho margen de mejora» en las condiciones laborales de los profesionales sanitarios «que necesitan mejorar sustancialmente sus condiciones laborales», y ha recordado que los presupuestos de este año contemplan 600 millones para mejorar la situación de estos profesionales.

Sin embargo, ha admitido que «queda dar un salto adelante y actualizar las condiciones laborales», pero ha puntualizado que «ello necesita una inyección de recursos que ahora mismo no podemos tener si no desvestimos otra pata del estado del bienestar».