Salud

El 'fenómeno' del Dr. Cavadas': el médico de la tele al que amas u odias

Alabado por unos, criticado por otros, pero indiferente para nadie. Eso jamás. El cirujano plástico Pedro Carlos Cavadas Rodríguez, más conocido entre los espectadores como doctor Cavadas, se ha convertido en un gran fenómeno social. Más de tres millones y medio de personas, concretamente 3.670.000, siguieron su visita al Hormiguero, e impulsaron al programa a hacer historia con esta entrevista y obtener su tercera mejor cuota en 15 años.

Un 23,3% de share al que solo superan las apariciones de Isabel Pantoja y Santiago Abascal y que posicionó al programa como la emisión más vista de la televisión generalista en octubre de 2020. Además, el minuto de oro congregó a más de 4,3 millones de espectadores; y más allá de la proyección televisiva, el sanitario convertía la etiqueta #EHCavadas en lo más comentado de la noche.

Pero, ¿por qué un médico despierta tanto revuelo e interés entre la población?

La fórmula secreta

Es complicado extraer la fórmula secreta que se esconde detrás de cada perfil que, por x razón, en determinado momento, revoluciona las masas. Sin embargo, en pleno siglo XXI, las redes sociales son el reflejo de una parte de la sociedad, y de ellas se pueden desgranar diferentes puntos de vista y opiniones que, en este caso, se encuentran muy polarizadas.

Algunos expertos afirman que una forma de expresión clara, concisa y directa ayuda a la comprensión y consecuente reacción por parte de un público, que acostumbra a empatizar mejor con un lenguaje coloquial, lejos de tecnicismos y rodeos. Al caso de Cavadas se le suma un contexto de indignación generalizada por la crisis sanitaria en la que se encuentra inmersa España y el mundo, y la falta de censura o eufemismos con la que aborda los temas el profesional azuza las emociones e invita a las respuestas, del tipo que sean.

«Habrá que definir quién se la va a poner [la vacuna contra el coronavirus] porque va a provocar encefalitis. Eso ha pasado con todas las vacunas y luego se han tenido que hacer correcciones», lanzaba sin tapujos en El Hormiguero.

Este tipo de frases, como las dedicadas a Simón o a la «mala» gestión de la pandemia por parte del Gobierno, que ha dicho en multitud de ocasiones, son el detonante perfecto de una interminable ristra de reacciones.

Mientras que algunos aplauden al doctor y le felicitan por hablar «con sentido común» o como en el caso de la presentadora de Antena 3 Noticias, Sandra Golpe, por decir «verdades como puños», otros creen que es la típica opinión de un «cuñado» con «argumentos de barra de bar».

Pero no solo está servido el debate entre el populismo y el sentido común. Y es que, hasta un neurocientífico, en este caso, Pablo Barrecheguren, ha querido expresar su opinión de forma pública respecto al tema y ha acusado, también sin demasiados adornos, a Cavadas de ser «un irresponsable».

«Estas declaraciones irresponsables no se deberían permitir en televisión», escribía en un tuit, y añadía que el doctor estaba especulando en El Hormiguero «delante de millones de personas» y «sin saber los datos experimentales».

Asimismo, este largo hilo de comentarios fue respaldado por una gran cantidad de usuarios, que de nuevo respaldan la teoría del fenómeno social y el extremismo en lo que a reflexiones sobre el mediático doctor se refiere.

Alertó del Covid antes del estado de alarma

Pese a la distancia profesional que les separa, la similitud en lo polémicos entre Iker Jiménez y Cavadas es bastante significativa. Ambos, ya por enero, estuvieron en el ojo del huracán por sus atrevidas declaraciones acerca del coronavirus.

Cavadas, que ya era conocido por ser una eminencia en el campo de la cirugía plástica, fue preguntado en Espejo Público por el coronavirus, un término que en esa fecha todavía comenzaba a sonar y del que solo se conocían casos y víctimas mortales en China. “Es un virus que se contagia fácilmente, que es muy invasivo. Cuando en China, que no es el país más transparente del mundo, aparentan transparencia desde el minuto 1 me da que pensar. Me preocupa”, explicaba el doctor.

A estas declaraciones, el especialista añadía que “por simple evolución biológica el ser humano tiene que sufrir en las próximas décadas una pandemia que diezme la población. Ha ocurrido en todas las especies desde hace cientos de millones de años y el ser humano no va a ser distinto. Eso va a suceder”.

Quizás sea esta una de las razones de peso que han llevado a tantas personas a dar una especial importancia a sus palabras, a pesar de que en su momento fue tratado de «alarmista» e «irresponsable» y se le acusó de «extender el miedo». Profesionales de distintos ámbitos, entre ellos la comunicación, le desacreditaron a voces por «desinformar».

Pese a todo, nueve meses después, pandemia en auge y con la expansión de los contagios disparada en España, todo comienza de nuevo. Sus declaraciones, sus fans y sus detractores. Se reinicia el bucle infinito de amor y odio hacia el cirujano plástico de los minutos de oro.

Comentar ()