El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha ofrecido este domingo una rueda de prensa para dar a conocer las nuevas medidas que se pondrán en marcha en la comunidad autónoma, tras las decisiones adoptadas por el comité de expertos de la pandemia.

Así, la Junta de Andalucía ha decidido que mantendrá las medidas actuales de movilidad y hostelería hasta el 10 de diciembre. Asimismo, sólo se podrá salir o entrar de cada municipio con una causa justificada, el toque de queda continuará de 22:00 a 7:00 horas, y aunque se mantiene el límite de horario en hostelería, ahora los bares podrán abrir para que los clientes puedan recoger pedidos hasta las 21:30 horas para consumir en el domicilio.

Andalucía presentaba este pasado viernes una incidencia acumulada de 507,21 casos de contagios de Covid-19 por cada 100.000 habitantes diagnosticados en los últimos 14 días -superior a la media nacional de 419,48-, y de 193,86 en los últimos siete días, también por encima de la media nacional, fijada en 168, según los datos del Ministerio de Sanidad.

Además, este sábado se notificaron 50 nuevas muertes por coronavirus en la comunidad autónoma, cinco menos que las registradas el viernes, y 3.424 positivos confirmados por PCR y test de antígenos, 249 menos que el día anterior, informa Europa Press.

En cambio, los hospitales andaluces sumaron este sábado su tercera jornada consecutiva con menor presión asistencial por la Covid-19 al registrar 91 ingresados menos en 24 horas, 2.947, de los que 512 se encuentran en una unidad de cuidados intensivos (UCI), siete menos que la víspera.

Andalucía decretó desde las 0,00 horas del pasado día 10 y hasta el día 23 de noviembre el cierre de toda actividad no esencial a partir de las 18,00 horas, amplió el toque de queda desde las 22,00 hasta las 7,00 horas y confinó a todos los municipios de la comunidad, de los que sólo se puede entrar y salir de forma justificada, además de mantener vigente el cierre perimetral de la comunidad.

El cierre de toda actividad no esencial a partir de las 18,00 horas es más exigente en la provincia de Granada, donde la grave incidencia de la pandemia obligó a decretar el cierre completo de toda actividad no esencial con la recomendación a la ciudadanía de «salir sólo para lo estrictamente necesario».

De igual modo, la Junta acordó hace dos semanas que las universidades de toda Andalucía debían impartir las clases on line, mientras que los colegios e institutos sí podían mantener sus clases presenciales.