Salud | Vida Sana

La Comunidad de Madrid espera vacunar de coronavirus a 300.000 madrileños a finales de enero

Trabajos de la vacuna en los laboratorios de Moderna.

EP

La Comunidad de Madrid espera poder vacunar de coronavirus a 300.000 madrileños «avanzado el mes de enero» y ya trabaja desde hace semanas en cómo será la distribución de la vacuna en congeladores de empresas de logística.

Así lo ha desgranado el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, en una entrevista en ‘Telecinco’, recogida por Europa Press. El Gobierno regional se reunió el viernes pasado con Ministerio de Sanidad con el objetivo de «empezar la vacunación en enero».

Zapatero ha incidido en que la vacuna de Pfizer es «compleja» porque «tiene que ser mantenida en congelador a -70 grados o -80 grados, viene en viales de los que se extraen cinco vacunas y es intramuscular». «Tiene un procedimiento logístico complejo», ha indicado.

A pesar de que desconocen el número de muestras que recibirá Madrid, Zapatero ha destacado que en la región se acaba de vacunar a 1,3 millones de persona de la gripe por lo que cuentan con «experiencia». «Vamos a ver exactamente cuántas vacunas recibimos y tenemos ya pensado congeladores, logística y qué sitios para suministrar», ha manifestado.

El viceconsejero ha hecho hincapié en que se necesita «profesional de enfermería entrenado» y que no se pueden hacer «en cualquier sitio» sino que hay que «cautos en el procedimiento». Para Zapatero, «la vacuna es parte de la solución» por lo que cree que es necesario que se fomente entre la ciudadanía.

«Tendencia a la mejoría»

Por otra parte, el viceconsejero ha incidido en que en Madrid continúa la «tendencia a la mejoría» frente al coronavirus aunque ha reconocido que «cada vez cuesta más bajar la incidencia acumulada».

«Nosotros mantenemos la tendencia acumulada a la baja pero lo que es muy llamativo es cómo estamos bajando la presión en los hospitales», ha señalado, para renglón seguido desvelar que ayer había 968 pacientes ingresados, «un 70 por ciento menos» que a finales de septiembre. Además, en las UCIs tenían 258 pacientes, casi el 50 por ciento de los que estaban ingresados a principios de octubre.

«A pesar de la mejoría», Zapatero ha subrayado que el Gobierno de la Comunidad no se conforma porque se sigue en plena pandemia, con cifras que consideran «elevadas». Así, ha hecho un llamamiento a hacer «un esfuerzo máximo».

«Nos queda poco, seamos cautos. Pido un esfuerzo a los ciudadanos. No nos podemos confiar, no pueden ser unas Navidades normales. Tenemos que restringir las agrupaciones, las salidas, únicamente a lo imprescindible», ha subrayado.

Comentar ()