Salud | Vida Sana

España paraliza durante 15 días la vacunación con AstraZeneca

Alemania, Francia e Italia ya habían anunciado la suspensión preventiva de la vacuna desarrollada por el laboratorio

Vacunas de AstraZeneca en una caja

Vacunas de AstraZeneca. EFE

España paralizará desde este lunes, durante al menos 15 días, la vacunación con dosis de AstraZeneca contra el coronavirus, una decisión que se ha tomado en línea con las acatadas por otros países europeos durante la jornada de hoy, según ha informado la Cadena SER

Así se ha acordado en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), convocado de manera urgente este lunes por la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y en el que han participado los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas.

Alemania, Francia e Italia han anunciado este lunes que también suspenden de manera preventiva el uso de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por el laboratorio AstraZeneca, una decisión también adoptada por Austria, Dinamarca, Estonia, Lituana, Noruega, Islandia, Tailandia e Irlanda. Además, comunidades autónomas como Cataluña, Castilla y León, Canarias, Comunidad Valenciana, Asturias y Andalucía han suspendido cautelarmente también la inoculación de esta vacuna. El motivo es la cantidad de trombos y reacciones que la vacuna está generando en algunos los ciudadanos de que están recibiendo sus dosis alrededor del mundo. En particular la detección de 11 casos en España, Noruega y Alemania de trombosis venosa cerebral, una forma muy poco frecuente de accidentes cerebrovasculares.

La Agencia Europea del Medicamento, que se volverá a reunir este martes, continúa estudiando los eventos trombóticos reportados en Austria después de la administración de la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca, pero por el momento asegura que «no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones, que no figuran como efectos secundarios de esta vacuna».

Del mismo modo, el pasado viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que «no hay razón para no usar» la vacuna de AstraZeneca contra la Covid-19. «Hay personas que mueren todos los días, por lo que es normal que haya personas que han sido inmunizadas y mueren. Los informes disponibles hasta ahora no establecen una relación directa con los trombos, ya que este porcentaje se ha observado también entre la población general», dijo la subdirectora general de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios, Mariângela Simão.

Aunque el jueves pasado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, avanzó que la Agencia Europea del Medicamento estaba tratando el asunto, decidió mandar «un mensaje de prudencia, no se ha producido ningún evento trombótico de este tipo en España. Hasta ahora no se ha acreditado la relación causal entre la vacuna y los trombos. Estamos en buenas manos, tranquilidad». Sin embargo, varios días después y ante las presiones de varios países vecinos, la ministra de Sanidad ha decidido paralizar su uso de manera preventiva.

37 problemas entre 17 millones de vacunados con AstraZeneca

La compañía AstraZeneca ha hecho un llamamiento este lunes a la tranquilidad porque no hay «ninguna evidencia» de su relación con un aumento del riesgo de episodios trombóticos, «en ningún grupo de edad definido, sexo, lote o en ningún país concreto».

AstraZeneca España ha emitido un comunicado en el que indica que, hasta ahora, en la UE y el Reino Unido se han notificado 15 casos de Trombosis Venosa Profunda (TVP) y 22 de embolia pulmonar entre las más de 17 millones de personas que han recibido su preparado hasta el 8 de marzo.

Esa cifra «es muy inferior a la que se esperaría que ocurriera de forma natural en una población general de este tamaño y es similar a la de otras vacunas autorizadas frente al Covid-19», subraya el laboratorio, que informa de que el informe mensual de seguridad se hará público en la página web de la Agencia Europea del Medicamento la próxima semana.

Además, la cifra fue aún más baja en el grupo vacunado en los ensayos clínicos, en los que ya el número de acontecimientos trombóticos fue pequeño, asegura AstraZeneca, antes de garantizar que «tampoco ha habido ninguna evidencia de aumento de las hemorragias en los más de 60.000 participantes incluidos».

En este sentido, la jefa médico de AstraZeneca, Ann Taylor, señala que el número de casos de coágulos sanguíneos notificados en este grupo «es inferior a los cientos de casos que cabría esperar entre la población general».

«La naturaleza de la pandemia ha hecho que se preste una mayor atención a los casos individuales y estamos yendo más allá de las prácticas habituales de monitorización de la seguridad de los medicamentos autorizados al notificar los acontecimientos relacionados con la vacuna, para garantizar la seguridad pública», explica.

Te puede interesar

Comentar ()