Salud

Por qué Madrid tiene la tasa de ocupación UCI más alta de España

Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) dedicada a enfermos de coronavirus del Hospital Universitario Ramón y Cajal, en Madrid.

Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) dedicada a enfermos de coronavirus del Hospital Universitario Ramón y Cajal, en Madrid. Eduardo Parra / Europa Press

En Madrid, casi la mitad de las camas disponibles en UCI (45%) están ocupadas por enfermos Covid, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad. Si se cuentan únicamente las camas estructurales (sin tener en cuenta las UCI ampliadas en quirófanos, salas de reanimación u otros espacios destinados a este fin por la pandemia), los ingresados en UCI son más de los que el sistema tenía antes de la pandemia. En concreto, un 119% a 20 de abril según los datos del grupo independiente de médicos de 62 hospitales que reporta datos periódicos en Covid-Madrid.

Esta ocupación de UCI es el doble de la media española, del 22,7%. También las camas ordinarias están casi al doble en Madrid, con un 15,5% de enfermos Covid, que en la media del país (8%). Una situación que sitúa a los hospitales madrileños y especialmente a sus unidades de enfermos críticos en una situación muy complicada, como ha denunciado este mismo martes la Asociación Madrileña de Medicina Intensiva (SOMIAMA): «En el momento actual nos enfrentamos a la cuarta oleada con fuerte ascenso de enfermos con insuficiencia Respiratoria grave por Covid 19 con necesidad de Cuidados Críticos».

La curva de críticos, sin embargo, crece por encima de la de hospitalizados y muertes, algo que se achaca, según varios médicos consultados por El Independiente, al efecto de las vacunas en la población y que abarca fundamentalmente a los mayores o las residencias, donde había una mayor mortalidad.

Registro de ingresos COVID-19 adultos en hospitales de la CAM

Evolución «segunda, tercera y cuarta oleada»

COVID-MADRID

Alto ‘suelo’ tras la tercera ola

Varias razones influyen en esta alta ocupación, como han explicado a El Independiente médicos de cuatro hospitales madrileños y que coinciden con el comunicado de SOMIAMA. La primera de ellas, la situación de la que partía Madrid antes del inicio de la cuarta ola. Tras la bajada de casos de la tercera, que explotó tras la Navidad, las UCI de Madrid nunca bajaron de los 400 ingresados, lo que suponía una ocupación de alrededor del 33%.

El porcentaje, no obstante, es variable porque las camas de UCI se amplían o reducen de forma flexible en función de las necesidades de los hospitales. Este pasado fin de semana hospitales como el 12 de Octubre tenían ya la unidad al completo y tenían que usar un quirófano para enfermos Covid, como afirma un médico del hospital.

En el hospital de Getafe, explica otro facultativo del hospital, hay 16 enfermos Covid de 21 camas posibles y los críticos no Covid ocupan fundamentalmente espacios de reanimación, de la unidad coronaria y de grandes quemados.

«La situación que tenemos de pacientes en UCI es ya peor que la del pico de la segunda ola. Llevamos dos semanas en la que cada día aumentan los críticos y eso es insostenible porque las camas son muy limnitadas. Si seguimos así nos vamos a desbordar y la situación apunta a que aún nos quedan siete o 10 días de empeoramiento», afirma un intensivista de uno de los principales hospitales de Madrid.

Este médico destaca que aunque aún quedan enfermos de la tercera ola, muchos de los ingresados ahora corresponden ya a contagios de Semana Santa: «La movilidad interna ha sido muy alta y eso se ha reflejado en los contagios».

Pacientes más jóvenes

Los pacientes son, además, más jóvenes que en anteriores oleadas. Así lo afirma el intensivista madrileño que prefiere no identificarse pero que ve cómo «los pacientes de UCI siempre han sido fundamentalmente de entre 50 y 70 años pero antes tendían más a 70 y ahora a 50».

En esa bajada coinciden el aumento de contagios entre personas más jóvenes pero también el mayor porcentaje de población vacunada. De hecho, la mitad de los mayores entre 70 y 79 han recibido al menos una dosis de la vacuna, también el 39% de las personas entre 60 y 69 años pero el porcentaje cae al 12,8% entre los 50 y 59 años.

Por otro lado, la incidencia del contagio es actualmente mucho mayor en jóvenes que en mayores, aunque el porcentaje de ingreso en UCI va bajando drásticamente según la edad. Según el último informe epidemiológico de la Comunidad de Madrid, del 20 de abril, la mayor incidencia se registra en jóvenes de entre 15 y 24 años (605 casos por 100.000 habitantes), cae a 424 entre los 45 y 64 años y a menos de la mitad, 274, en los mayores de 65.

Más pacientes para unos sanitarios «agotados»

Como dice el comunicado de Somiama, el nuevo ascenso de enfermos críticos coincide también con unos profesionales «en situación de agotamiento». «El cansancio de los efectivos de medicina intensiva se está manifestando por abandonos de contratos, peticiones de reducción de jornadas, excedencias y rechazo de ofertas de contrataciones, en ocasiones para cambiar de comunidad autónoma». Piden por ello de «con carácter urgente, se favorezca la contratación de especialistas en Medicina intensiva».

Parte de esos recursos humanos, explican además, han sido también trasladados al Hospital Enfermera Isabel Zendal, a donde se están derivando muchos de los pacientes, especialmente los que entran en los hospitales sin mucha gravedad. «Por eso hay también mayor proporción de enfermos graves entre los hospitalizados en muchos centros, porque los que no están muy graves se derivan directamente», dice el intensivista. Actualmente el Hospital de pandemias tiene más de 500 hospitalizados. Tras este centro, los de mayor ocupación son el 12 de Octubre, la Fundación Jiménez Díaz, Gregorio Marañón y Ramón y Cajal.

Los datos no apuntan a una pronta bajada de la ocupación en UCI, ya que la incidencia aún está alta y la población diana, especialmente la de 50 a 60 años, aún no está siendo vacunada de forma masiva. El intensivista de uno de los mayores hospitales madrileños afirma que «hasta que no suba el porcentaje de vacunados en esta franja no veremos previsiblemente un efecto de la vacunación en las UCI, aunque sí esperamos por los datos actuales que los contagios vayan bajando en los próximos días».

Te puede interesar

Comentar ()