Imagen de viales de la vacuna de Moderna contra el Covid-19

Viales de la vacuna de Moderna contra el Covid-19, en el Centro de Vacunación de la calle General Oraa en Madrid. Marta Fernández / Europa Press

Salud

Disparidad de precios en las vacunas Covid: de los 7 dólares de Túnez a los 47 de Israel

Un informe de 'No es sano' y Unicef recoge las grandes diferencias en el acceso a las vacunas en el mundo.

«Si podemos desarrollar una vacuna que se produce por el mundo, para el mundo entero, este será un único bien público global del siglo XXI. Junto con nuestros socios, nos comprometemos a que esté disponible, sea accesible y asequible para todos”, destacaron líderes europeos como la alemana Angela Merkel o el francés Enmanuel Macron en una conferencia desarrollada en mayo de 2020 en busca de vacunas para hacer frente a la pandemia de Covid.

Un año después, las vacunas ya están aquí y la inmunización avanza, pero a velocidades muy diferentes que hacen que ese compromiso de «accesible y asequible» esté muy lejos. Según refleja un informe de No es sano publicado este jueves, los países ricos han acaparado el 53% de la producción comprometida de vacunas hasta la fecha y los países pobres apenas el 17%. Eso se traduce en que en zonas como la UE el compromiso es tener al 70% de la población vacunada este verano, en los pobres la expectativa es llegar al 10% antes de 2022.

En el origen de esa desigualdad está la especulación de precios de las distintas farmacéuticas que han desarrollado las vacunas aprobadas frente al Covid. Las compañías han cerrado acuerdos de compra confidenciales con los distintos países en condiciones opacas, tanto de precios como de otros aspectos contractuales.

Sin embargo, distintas filtraciones y publicaciones puntuales han hecho públicos datos de precios que recopila el informe de No es sano. La vacuna de Pfizer/BioNtech, por ejemplo, es una de las que más ha hecho oscilar su precio: de los siete dólares por dosis en Túnez a los 47 de Israel. Seis veces más por el mismo fármaco según el territorio donde se vende.

Otra de las paradojas es la de AstraZeneca. Mientras que el precio en la Unión Europea ha sido de 2,9 euros por dosis, la cantidad pagada en Sudáfrica (5,25€) o Uganda (7€) ha sido muy superior, pese a las condiciones económicas de ese país. Unas diferencias que, para la investigadora responsable del informe, Irene Bernal, responden a «la menor capacidad de negociación de estos países, unida al volumen de ventas, que es mucho menor en estos países que en la UE».

Unicef recoge en su página web un cuadro sobre vacunas con distintas referencias de precios que se han hecho públicas. En ella se observa también como la vacuna de Moderna llega a variar su precio de los 15 dólares en EEUU o 18 en Europa a incluso 37 según el volumen comprado. Filipinas ha pagado por la vacuna china de Sinovac tres veces más (15 dólares) que Tailandia (5). Sin embargo en Tailandia, el mercado privado ha llegado a pagar seis veces más (32,5 dólares) por el mismo fármaco para ser usado en entornos de negocios e industrias.

Precios ‘de pandemia’ y posibilidad de que suban

El informe de No es Sano considera que la volatilidad de los precios impuestos por las farmacéuticas podrán aumentar tras la pandemia y se refiere a las declaraciones de un directivo de la vacuna de Pfizer / BioNtech que auguró que el precio de la vacuna tras la pandemia podría alcanzar los 150 o 175 dólares por dosis. «Lo que se ha planteado en los contratos es que no se asegura que en un siguiente contrato el precio sea el mismo. Y las casuísticas pueden ser muy diversas, el fin de la pandemia, la situación de la demanda, etc», explica Bernal.

La investigadora subraya que la opacidad de las farmacéuticas ha contribuido al hecho de que «el precio de las vacunas del Covid sea el que los países están dispuestos a pagar». «Pongamos los conceptos sobre la mesa y añadámosle un margen de beneficio, que tiene que estar pero que sea justo. Porque cuando el sistema es tan opaco y vamos a ojos cerrados. Y cuánto estás dispuesto a pagar por agua en el desierto»… concluye.

Comentar ()