Salud

Expertos creen que la mejor opción es abrir ya la vacunación a los mayores de 16

Jóvenes en la Sala Pelícano durante la realización de una prueba piloto de la reapertura del ocio nocturno en junio de 2021. M. Dylan / Europa Press

El inicio del verano ha sido también el de la expansión de los brotes. El mayor es el macrobrote de Mallorca, que afecta ya a más de 1.600 jóvenes en toda España, pero no es el único y cada día se notifican en nuevos enclaves como campamentos de verano. Los contagios entre jóvenes de 12 a 29 años duplican con creces la media, con una incidencia acumulada a 14 días que roza los 300 casos frente a los 117 de la población general.

La incidencia disparada en este grupo ha provocado que el Consejo Interterritorial abra el debate sobre si debe acelerarse la vacunación de los más jóvenes, saltando de alguna manera el criterio que ha primado hasta ahora y que es ir de mayor a menor edad. Algunas comunidades como Cataluña o Baleares ya lo han hecho esta misma semana.

Tras la reunión del Consejo, la ministra de Sanidad Carolina Darias ha descartado priorizar esa opción como recomendación general y se ha limitado a señalar que la opción de vacunar a estos grupos de edad ya se abrió y depende de cada comunidad autónoma.

Para el médico y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, Joan Carles March, la decisión de vacunar ya a los más jóvenes tiene «cosas buenas y otras más discutibles». «Es positivo en la medida en que lo que hemos visto en las últimas semanas es probable que siga sucediendo en verano, pero sí es cuestionable, a nivel ético, que vacunemos a este grupo de población cuando aún no está vacunada gente mayor, especialmente en muchos países del mundo donde las coberturas no llegan al 1%», explica.

Más de la mitad de los adultos de 60 a 69 años están pendientes de la segunda dosis

Uno de los grupos que aún tiene pendiente completar la pauta de vacunación es el de 60 a 69 años, población de riesgo que recibió la primera dosis de AstraZeneca y que está pendiente de la segunda en más del 55% de los casos. La distancia de tres meses entre dosis ha provocado que queden descolgados ya que el siguiente grupo, de 50 a 55 años, ya tiene la pauta completa en más del 70%. «Esto es muy importante que se acelere, tanto por la variante Delta [para la que una sola dosis de la vacuna no confiere gran protección] como por el aumento de transmisión que generan estos brotes», explica el doctor en Salud Pública y Medicina Preventiva, Salvador Peiró.

Sin embargo, lo positivo a juicio de Peiró es que «estos dos grupos no compiten entre sí. Las dosis de AstraZeneca ya las teníamos y los jóvenes están recibiendo otras, así que el único reto sería el logístico y creo que las comunidades autónomas están preparadas para aumentar el ritmo de vacunación todo lo necesario».

Sobre si la vacunación de los grupos con más índice de contagio (16-29 años) puede discriminar de alguna forma a los grupos mayores no vacunados, especialmente de 30 a 39 años, March indica que «los riesgos a nivel poblacional ya no difieren mucho y en el momento estival parece tener más sentido abrir las citas y que se vayan apuntando ya todos los mayores de 16 años».

Los viajes de vacaciones y un posible mayor rechazo en estas edades apoyan la apertura de las citas a todos los grupos de edad, abogan los expertos

Peiró cree que ahora mismo «es fundamental controlar los brotes, porque si aumenta la transmisión puede afectar a grupos más sensibles, como los de 60 o los inmunodeprimidos, en quienes la eficacia de cualquiera de las vacunas disminuye».

En definitiva, ambos expertos creen que abrir la vacunación a los mayores de 16 años a partir de ahora facilitará el flujo del plan en las vacaciones y favorecerá los objetivos marcados. «Es un período vacacional que puede generar dificultades por los viajes de vacaciones y esto puede agilizar el proceso. No creo que genere problemas de abastecimiento ni de logística».

Sí hay dudas sobre la tasa de rechazo que se puede generar en estos grupos, mayor que la de la población general. «Lo iremos viendo pero sí parece que hay una mayor reticencia a la inyección y precisamente ésta puede ser otra razón para abrir ya el rango de edad y avanzar en el porcentaje de inmunizados más rápidamente», concluye March.

Te puede interesar

Comentar ()