Salud

Extremadura confirma un nuevo caso de ántrax en otra comarca

El último caso, detectado en un bovino en La Garbayuela, se sitúa a 46 kilómetros por carretera del primer caso detectado.

Vacas pastando.

Extremadura sigue investigando el origen de los casos de ántrax que han vuelto a la comunidad autónoma 17 años después de que se notificara el último brote a la Organización Internacional de Sanidad Animal (OIE) en 2004. Desde un primer caso en Navalvillar de Pela (Badajoz) a finales de agosto, los casos se han ido extendiendo y han afectado a vacas, caballos y cerdos, animales que habitualmente muestra resistencia a la enfermedad.

Desde que ocurrió el primer brote intervino el servicio autonómico de sanidad animal, que ha colaborado en las labores de control y de vigilancia epidemiológica, pero que continúa investigando sin que hasta ahora la Consejería haya confirmado el origen del brote o cómo se ha podido desplazar entre las distintas comarcas.

De hecho, la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio ha confirmado un nuevo caso de este pasado lunes en un bovino en Garbayuela, perteneciente a la comarca La Siberia, que se encuentra a 46 kilómetros por carretera del primer brote.

Este caso también aparece en el último informe de la OIE (con fecha 1 de octubre) y en cuyo mapa se puede observar la distancia respecto a los anteriores casos registrados. Los datos de la OIE aparecen únicamente hasta el 1 de octubre y reflejan nueve brotes más, desde el 20 de septiembre.

Mapa de la zona de Extremadura afectada por brotes de ántrax

Nuevos casos desde el 20 de septiembre reflejados en el informe de la OIE.

Las esporas de la bacteria del ántrax – responsables de causar la enfermedad – son muy resistentes y pueden vivir durante décadas en el suelo o transportarse a través de los propios cadáveres o residuos animales. Es por ello que las comarcas afectadas están vacunando de forma masiva a los animales y los casos de la enfermedad van en descenso en los últimos días, como explica a El Independiente el presidente del Colegio de Veterinarios de Cáceres, Juan Antonio Vicente: «La evolución sigue siendo favorable, no hay razones para la alarma en este momento».

Vicente confirma también que las ganaderías están siendo vacunadas en esta zona y que los últimos casos que están saliendo podrían no guardar relación con los anteriores. «Cuando una cosa sale a veces es porque se busca», y hace referencia a la zona tradicionalmente endémica de carbunco que ha sido Extremadura. No obstante, la OIE no había recibido ninguna notificación por esta enfermedad en España en 17 años.

Esta enfermedad infecciosa afecta tanto a animales como a humanos y en el primer brote se vio afectada una profesional veterinaria, que pasó la enfermedad con carácter leve y fue dada de alta hace semanas. Ninguna otra persona ha sido contagiada.

Te puede interesar

Comentar ()