Salud

Recomendaciones para la tercera Semana Santa Covid, más 'normal' y segura

Martes Santo de 2019 en Sevilla.

El paso de misterio de la Hermandad de San Benito de Sevilla, el Martes Santo de 2019. María José López / Europa Press

Hay que retroceder a 2019 para recordar una Semana Santa como la que se espera este 2022. Procesiones en la calle y ocupación hotelera parecida a la del mundo preCovid harán que España de un pasito más hacia la normalidad la próxima semana. La situación epidemiológica y la gestión de la enfermedad han cambiado y por ello, los expertos sanitarios ofrecen sus recomendaciones para vivir con seguridad las próximas fiestas.

Las mascarillas sí seguirán siendo obligatorias en exteriores, tras anunciar este miércoles el Gobierno que la medida se eliminará el martes después de Semana Santa, el 20 de abril. Lo que sí ha cambiado es el tratamiento de los casos, puesto que las cuarentenas ya no son obligatorias en pacientes asintomáticos y leves, además de que ya no se realizan tests salvo a población vulnerable o bajo el criterio médico.

Así se afronta una Semana Santa para la que epidemiólogos como el ex director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Daniel López-Acuña, piden prudencia: «Menos mal que finalmente no se ha retirado la obligatoriedad del uso de mascarillas en interiores hasta después de la pandemia porque hubiera sido la receta perfecta para ver repuntes después de Semana Santa».

López-Acuña pide, no obstante, prudencia: «Yo voy a seguir usando la mascarilla, tanto en interiores como en exteriores si se van a producir aglomeraciones. Me hubiera gustado que desde las Autoridades Sanitarias se hubiera implementado una normativa para estos días, porque no ha sido así y eso deja toda la responsabilidad en los ciudadanos en un momento en que aún tenemos muchos factores de susceptibilidad respecto a la pandemia».

«Ahora el peso de la responsabilidad individual es mucho mayor»

Jonay ojeda (SESPAS)

También Jonay Ojeda, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) subraya que «se echa en falta una campaña de comunicación a la población para que se entiendan los últimos cambios en la gestión. Hay que ser conscientes de que estamos en una buena situación, posiblemente la mejor en dos años, pero que la pandemia no ha acabado y la población tienen que entender que ahora el peso de su responsabilidad individual es mucho mayor».

Por ello para estos días, especialmente si uno va a salir o mantener encuentros con otras personas, Ojeda recomienda «estar atento a cualquier síntoma que se pueda relacionar con el Covid y en caso afirmativo, evitar cualquier contacto social, especialmente con las personas vulnerables. Aunque no haya recomendación de aislarse no deberíamos olvidar lo aprendido estos dos años».

De cara a la próxima semana, el genetista e investigador Salvador Macip también cree que «hay que mantener las medidas que seguíamos hace unos meses. Europa parece que ha decidido que el virus ya no está o que no importa, lo cierto es que el virus sigue ahí y son necesarias las mismas precauciones, mascarilla, distancia de seguridad y evitar aglomeraciones».

El experto cree que afrontar la Semana Santa sin tests de diagnóstico y sin cuarentenas generalizadas «es un error y la prueba es la evolución del virus en otros lugares como Reino Unido, donde los hospitales están empezando a llenarse». Esta semana el British Medical Journal informaba de cifras de ingresos diarios que duplican con creces las de finales de febrero, cuando el país eliminó las restricciones Covid. Tal como ha publicado este jueves The Guardian, el sistema sanitario vive una «tormenta perfecta» de subida de casos, demanda hospitalaria y escasez de personal.

Sin obligación, con recomendación

Desde la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), su presidenta Elena Vanessa Martínez explica a El Independiente que «es importante aunque no haya obligación de aislarse, si uno tiene síntomas respiratorios relacionarse lo menos posible y extremar las medidas, especialmente el uso de las mascarillas». Martínez añade, además, que «para protegerse lo esencial son las mascarillas, evitar aglomeraciones y tratar de mantener distancia social con quien estemos hablando o si estamos comiendo».

La presidenta de la SEE ve la Semana Santa como «un riesgo evidente, aunque aún es posible con responsabilidad individual demostrar que se pueden hacer las cosas bien». Y recuerda también que «la estrategia contempla que si los indicadores empeoran se puede retroceder a las medidas anteriores». El problema, reconoce, «es que quizás no se ha puesto la mejor fecha para retirar las mascarillas justo después de Semana Santa, ya que aún no se habrá podido observar el efecto de los encuentros de estas fechas».

Te puede interesar

Comentar ()