Salud

Un adenovirus y el confinamiento, entre las hipótesis del origen de la 'nueva' hepatitis infantil

España ha reportado 13 de los 169 casos de hepatitis en niños, registrados por la Organización Mundial de la Salud en 12 países hasta el 23 de abril.

Un parque infantil en España, con juegos y columpios al aire libre

Los parques infantiles, cerrados durante muchos meses de pandemia. Oscar J. Barroso / Europa Press

La hepatitis infantil de origen desconocido que afecta ya al menos a 12 países, entre ellos España, sigue sumando casos en los últimos días. Desde que el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) informó de 60 casos en Reino Unido el 12 de abril, los casos han ido en aumento y este sábado la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportaba un total de 169 casos.

La mayoría se sigue concentrando en Reino Unido (114) pero España es el segundo país con más casos (13, ocho de ellos confirmados y cinco en estudio). Israel (12), Estados Unidos (nueve), Dinamarca (seis), Irlanda (al menos cinco), Holanda e Italia (cuatro cada uno), Noruega y Francia (ambos con dos) y Rumanía y Bélgica, completan las notificaciones con un caso en cada país.

La particularidad de estas hepatitis graves es que no responden a los cinco virus habituales (hepatitis A, B, C, D y E) y la hipótesis más extendida continúa siendo un tipo de virus comunes, adenovirus, que por alguna razón estaría causando enfermedades más graves de lo habitual. Con «prudencia», la reconocida hepatóloga María Buti, expresidenta de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), colaboradora del ECDC y de la Sociedad Europea de Estudios del Hígado, explica que «el adenovirus es probablemente el agente etiológico, pero todavía se están haciendo investigaciones».

Buti explica que aunque ya se habían publicado casos de hepatitis causadas por adenovirus en personas adultas, «lo raro es que produzca tantos casos de hepatitis con esta gravedad».

De los 169 casos reportados por la OMS hasta el 22 de abril, un niño ha fallecido por hepatitis y 17 han necesitado un trasplante de hígado, según la información de la OMS, que recoge también que los adenovirus se han detectado en al menos 74 casos y coinfección del adenovirus con SARS-CoV2 en 19.

Algunos países como Reino Unido han detectado un aumento de adenovirus en circulación en la comunidad y una de las hipótesis que se manejan tiene que ver con la pandemia. «El confinamiento puede ser una explicación de por qué está circulando más el adenovirus que en otras épocas», explica Buti, quien también se refiere a que la falta de exposición al adenovirus en niños pequeños pueda favorecer esa mayor gravedad del cuadro clínico.

Las otras hipótesis que se han planteado este lunes en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas celebrado en Lisboa son la infección previa por SARS-CoV2 o la coinfección. También se ha planteado que se trate de una nueva variante del adenovirus, un nuevo patógeno o incluso una nueva variante del SARS-CoV2, tal como ha expuesto Meera Chand, especialista en infecciosas de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido.

Muchas hipótesis siguen abiertas en la investigación y en el caso de España la presencia de adenovirus solo se ha confirmado en uno de los 13 casos incluidos en el informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias publicado el pasado viernes. El organismo dependiente del Ministerio de Sanidad sí refleja como «probable» la relación de los casos con adenovirus en Reino Unido pero subraya que «los servicios de epidemiología están aplicando un cuestionario exhaustivo a todos los casos identificados hasta la fecha, sin que hasta el momento se haya encontrado una causa común».

Por otro lado, en España, el número de casos de hepatitis no filiadas (de origen desconocido) respecto a años previos en los primeros meses de 2022 han sido incluso menores que las esperadas e inciden en la necesidad de continuar la investigación.

Síntomas de la hepatitis

El ECDC incluye entre los síntomas de esta hepatitis aguda y que son comunes a la enfermedad independientemente del origen, orina oscura, heces pálidas o grises, picor en la piel, ictericia (piel y ojos de tono amarillento), dolor muscular y de articulaciones, fiebre, malestar y cansancio inusual continuado. Además, náuseas, dolor de estómago y pérdida de apetito.

Las medidas de prevención contra la hepatitis incluyen el lavado de manos, cubrirse al toser con la parte interior del codo y usar pañuelos desechables.

Te puede interesar

Comentar ()