Deportes | España

Rubiales: "Nunca en mi vida he pegado una mordida"

Ana Pastor entrevista a Luis Rubiales

Ana Pastor entrevista a Luis Rubiales laSexta

El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha protagonizado la entrevista más esperada del momento. Ana Pastor, de 'El Objetivo' de La Sexta ha viajado a República Dominicana antes del regreso y posterior detención del granadino para cuestionar al expresidente sobre su etapa al frente de la RFEF que está bajo investigación de la Guardia Civil.

El exfutbolista ha roto su silencio para defender su inocencia y negar cualquier irregularidad que ahora mismo se encuentra bajo investigación: "Han sido detenidas muchas personas en las que confío. Si alguien ha cometido un error habrá que ver. Si me llaman a declarar desde la UCO lo haré y colaborar lo máximo porque soy el máximo interesado", posteriormente, ha repetido que no ha desviado fondos de la RFEF para él o sus socios en el ente federativo: "Nunca en mi vida he pegado una mordida".

Rubiales, ajeno a las actuaciones ordenadas por la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda, apunta a los medios de comunicación por la situación judicial que atraviesa. Por el momento, la Fiscalía ha solicitado 2 años y medio de cárcel para Rubiales por agresión sexual y coacciones. Además, se le investiga por administración desleal, falsedad documental y corrupción en los negocios.

"Es mentira que haya pegado una mordida con pisos aquí (en República Dominicana), es mentira que tenga un equipo de béisbol, es mentira que haya pegado un pelotazo en Cabo Verde, es mentira que tenga terrenos para la construcción de hoteles en Arabia Saudí", asegura Rubiales.

Sobre las pesquisas ordenadas por la jueza y realizadas por la UCO (Unidad Central Operativa de la Guardia Civil) en 11 domicilios, entre los que está el del expresidente en Granada, Rubiales se ha visto acorralado: "Yo, señora Pastor, si cada vez que quiero contestar me interrumpe va a ser imposible". '¿Por qué cree que la Guardia Civil hace esto', interpela Pastor, a lo que Rubiales sale con una "yo no estoy en la mente de la Guardia Civil".

El expresidente de la RFEF ha insistido en que el dinero que tiene en sus cuentas bancarias "no tiene nada que ver con las afirmaciones que han hecho los medios". "Mi dinero es producto de mi trabajo y de mis ahorros", sentencia. La jueza investiga varias cuestiones, como las obras de remodelación de La Cartuja, el contrato de la Supercopa con Arabia Saudí o unos negocios de la RFEF en China. El foco está sobre Rubiales y a otras seis personas por tres delitos: corrupción en los negocios, falsedad documental y administración desleal.

Ante las preguntas a cerca de Gruconsa, la constructora encargada de las obras del Estadio de La Cartuja y donde ejercía como directivo Ángel González Segura, hermano del asesor jurídico de Rubiales en la RFEF, Rubiales ha indicado que no tiene nada que ver. "Me parece extraño que a alguien se le pueda vetar si pasa un concurso y pasa los filtros. Es que no podemos dejar fuera a alguien porque haya familia, no se puede hacer", lamenta.

La relación con Francisco Javier Martín Alcaide 'Nene', amigo íntimo del entrevistado, ha sido uno de los puntos repasados por Pastor. El sumario consultado por El Independiente describen de manera detallada el entramado que relaciona a 'Nene', amigo íntimo de Rubiales, con directivos de la RFEF y de Gruconsa.

Para Rubiales, 'Nene' es un "amigo" al que recurrió tras su salida en la RFEF, ya que según describe el expresidente "es un empresario de largo recorrido" y él sufría dificultades para continuar con su vida laboral en España: "No puedo pagar ni una Cocacola, sin haberse demostrado nada", apunta tras comentar que tiene todas las cuentas bloqueadas. Además, lamenta la situación por la que está pasando la familia de Nene y se considera víctima de una "corriente demoledora contra gente contra la que no se ha probado nada". La Guardia Civil encontró en el registro del Hotel Urban Dream de Granada, propiedad de Nene más de 300.000 en efectivo en cajas fuertes.

El beso a Jenni Hermoso

El beso a Jenni Hermoso, en manos de la justicia, ha vuelto a ser negado por Rubiales como un acto no consentido: "¿No se puede cuestionar a la señora Hermoso y a mí sí? ¿Porque soy hombre?", se pregunta Rubiales, que cree que "nunca se puede cercenar la libertad de pensamiento". "Aquellas personas que piensan que otra por ser de izquierdas o derechas, de ser una condición u otra, tienen más razón o menos se equivocan", añade.

Rubiales descarta que ejerciese "coacción" sobre Jenni Hermoso, en una conversación que aseguró duró "10 o 15 segundos" en el avión, tras el beso no consentido en la entrega de trofeos del Mundial, y aseguró que la manera de calificar sus palabras de la futbolista internacional "es manipuladora".

"Quien vea las imágenes no puedo entender que alguien piense que es una agresión sexual. Se produce tras ganar un Mundial entre dos amigos, lo ha dicho la señora Hermoso. Con una pregunta, un agresor sexual no pregunta. En el contexto no había nada sexual. Ella me dice vale, incluso en un 'storie' lo reconoce", relató.

"La mayoría de la gente me dice por la calle que no hay nada. Ella salió de manera inmediata a decir que no había nada de agresión sexual. Hay una versión única por uno de los involucrados y otra persona cambia su versión. La señora Hermoso no lo hizo en el avión. Ella cambia y al día siguiente de aterrizar hablamos con el comisionado de FIFA y volvimos a decir lo mismo los dos. De las coacciones sólo hablé diez segundos con ella en el avión para salir a aclarar juntos porque nos lo pedían de comunicación. Ella dijo que quería disfrutar y ya. Si eso es coacción…", añadió.

Rubiales desmintió que el por entonces seleccionador Jorge Vilda, presionase a Jenni Hermoso. "Estoy seguro de que es falso que se coaccionara por parte de Vilda a Hermoso, no se podrá demostrar. Nadie de la Federación coaccionó. Igual intentaron hablar para ayudar. Yo también hablé con ella para salir los dos juntos a decir de manera pública lo que ya habíamos dicho. Nadie podrá demostrar que hemos coaccionado".

Rubiales destacó su papel para impulsar el fútbol femenino. "Cuando llego hay 40.000 licencias en fútbol femenino y me fui con 100.000. Contratamos médicos, cocineros, fisios. Cuando llego al Mundial contrato otro cocinero porque sólo había uno. Cuando las capitanas vienen y me dicen que querían estar cerca de lo que les dan a las inglesas para que sus familias estuvieran allí. Las inglesas cobraban 11.000 euros, a ellas les dimos 15.000. Querían que me cargara a Vilda sin motivo, porque no les llegaba el mensaje, estaban cansadas de él. En una llamada las tres capitanas me pidieron la cabeza de Vilda”, desveló.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar